El mordisco más grande

«Dos de carne, salsa especial, lechuga, pepinillo, cebolla, queso y pan, hacen el sabor del Big Mac». Con este eslogan, McDonald?s presentó hace cincuenta años el que hoy sigue siendo su producto estrella: La hamburguesa Big Mac. Jimm Delligati fue el inventor de este icono.

.

Fue en abril de 1967 cuando los amantes de las hamburguesas en Uniontown, una localidad al sur de Pittsburgh (Pensilvania), conocieron una propuesta más nueva y más grande de lo que hasta ahora disponían en los diferentes restaurantes de la zona. En este caso la idea la puso en marcha Delligatti en su McDonald’s local. Lo llamó Big Mac y entonces costaba 45 centavos. Con el paso de los años los seguidores del producto saben que el éxito de su creación se debió a dos motivos: Por un lado a su famosa salsa secreta (hoy ya no tan secreta) y por otro, a lo innovador de colocar tres rebanadas de pan en la propuesta gastronómica. Este elemento surgió porque dos hamburguesas juntas no se sostenían entre dos rebanadas estándar de McDonald’s. Delligatti optó por encargar un pan de semillas de sésamo a un panadero local, dividirlo en tres y ensamblar la Big Mac como todo el mundo la conoce actualmente. «El primer día que la vendimos no tenía ninguna rebanada en el centro, pero nos dimos cuenta de que hacerlo de esa manera daba una imagen muy descuidada. Al día siguiente colocamos el pan en el medio», reveló Delligatti en 2007.

La respuesta fue tan positiva que un año más tarde, la hamburguesa estaba en el menú de los McDonald’s de todo Estados Unidos. Desde entonces, su ascenso fue vertiginoso. En 1969, tan solo un año después de su puesta en marcha, la Big Mac representaba el 19 % de las ventas totales de la compañía. Cincuenta años más tarde y solo en EE.UU., McDonald’s vende más de 550 millones de Big Macs anualmente. «No fue como descubrir la bombilla», solía decir un modesto Dellegatti, a aquellos que alababan su creación.

 Reinvención

A pesar del evidente éxito, la Big Mac también tuvo que reinventarse. Se adaptó a las nuevas tecnologías asociándose con Uber eats (una plataforma de entrega de comida a domicilio) y abrió una aplicación que permite al cliente pedir y pagar desde sus teléfonos, aunque eso sí, si hubo algo que realmente marcó una nueva era en la vida de esta hamburguesa fue el nacimiento de sus dos hermanos en 2017. Así, la Mac Jr. (con una capa menos) y la Grand Mac (con varios ingredientes extra) se presentaron como diferentes maneras de disfrutar el sabor único del modelo clásico «porque no todos los días son iguales, ni el apetito es el mismo». Y si de apetito se trata, el aniversario de este icono estadounidense no puede ser abordado sin mencionar a Don Gorske. Casi 46 años después de haber degustado su primera hamburguesa, este funcionario de prisiones retirado de 64 años y procedente de Wisconsin, batió hace escasas semanas su propio récord al comerse su Big Mac número 30.000.

 Críticas

Sin embargo, no todo ha sido un camino de rosas para la famosa hamburguesa. La Big Mac ocupó el podio de la denominada comida basura porque durante años, varios expertos alertaron que su consumo excesivo afectaba a la salud. Así lo sostuvo el sitio web Fast Food Menu Price donde a través de una infografía mostró qué ocurría en el cuerpo humano después de comer una Big Mac. Dicho proceso alertaba que tras el primer mordisco, la cantidad de azúcar en sangre se elevaba a niveles anormales o que la digestión de este alimento era toda una hazaña. «Se necesitan hasta tres días para digerir completamente una Big Mac», advirtieron los expertos.

Y una última curiosidad: como símbolo del capitalismo estadounidense, la revista económica The Economist utiliza el consumo de la hamburguesa de esta firma americana como termómetro del poder adquisitivo de los países donde se vende. Así y en base a los datos del conocido como Big Mac Index (índice Big Mac), Ucrania es el país más asequible para comerse una Big Mac por 1,34 euros. El más caro es Suiza donde la misma hamburguesa cuesta 5,53 euros, cuatro veces más de lo que se paga en Kiev.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El mordisco más grande