«El chocolate es un producto familiar que une y da cariño»

El chocolate es uno de los pocos alimentos que siempre es tendencia. En A Coruña, Chocolate Express lleva casi un siglo ofreciendo un producto de calidad que se adapta a los tiempos, en una empresa familiar en la que se pueden encontrar ejemplos de la tercera generación de trabajadores.


El abuelo de Aurelio Fernández Ruenes se embarcó a los 12 años solo desde Vigo a Argentina. Allí hizo fortuna y a los 22 años regresó a España, donde invirtió en varias empresas, entre ellas la famosa fábrica Chocolate Express.

-Usted es, pues, la tercera generación de la empresa.

-Sí, yo soy la tercera generación de esta empresa, pero también hay varios empleados que lo son. Esta es una empresa muy familiar y la gente que empieza se jubila en ella. Se ha transmitido de generación en generación desde que en los años 40 la fundara en A Coruña don Camilo Blanco. Después, mi abuelo, don Aurelio Ruenes Blanco, le compró la fábrica, pero le mantuvo como gerente de la misma.

-¿De dónde vino el nombre?

-Se lo puso Camilo Blanco porque cuando se fue a la Feria Internacional de Muestras de Barcelona, en el año 29, a adquirir la maquinaria necesaria para la fábrica, regresó a A Coruña en el tren express y se le ocurrió ponerle ese nombre.

-¿Y cómo se consigue mantener una empresa que pasa de generación en generación? ¿No ha habido momentos complicados?

-Sí, claro que hemos tenido momentos complicados, sobre todo en los años noventa y con los cambios de las tendencias en la alimentación. Antes había muchas tiendas pequeñas y ahora está todo centralizado en grandes áreas y empresas de distribución, y eso se ha notado.

-Pero el chocolate es un valor seguro, un producto que nunca pasará de moda.

-Es verdad, cada vez se valora y se estima más porque es un producto que se consume cuando nos queremos dar un homenaje, un premio o un reconocimiento a nuestra familia y amigos. El chocolate es un producto que une, que da cariño y produce satisfacción. Es muy apetecible.

-También han sabido adaptarse a los tiempos en cuanto a la demanda de los clientes.

-Lo fundamental en nuestro producto es la materia prima y la elaboración del mismo. Usamos cacao de Costa de Marfil y entre nuestros ingredientes se incluyen la pasta de cacao, manteca de cacao, azúcar, harina de arroz, fécula de maíz y lecitina de soja. Al usar estos ingredientes y no harina de trigo, las personas celíacas pueden consumirlos sin problemas. Igual que los intolerantes a la lactosa.

-Cada vez se valora más el chocolate desde el punto de vista nutricional.

-El cacao en general, y el chocolate en particular es un antioxidante, ayuda a prevenir el envejecimiento, reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, es rico en magnesio, ayuda a fortalecer los huesos y tiene vitamina C que nos ayuda a subir las defensas. También contiene triptófano, que produce sensación de felicidad, por eso el propio cuerpo nos pide tomar un poco de chocolate a veces. Es difícil encontrar a alguien al que no le guste el chocolate.

-¿Es cierto que está en peligro de extinción?

-Bueno, podría ser así en el sentido de la producción, porque el problema que existe en la actualidad es que hay mucha demanda de países emergentes, como China. El día de mañana el chocolate va a subir de precio y será un bien más escaso, porque la producción es la que hay y depende mucho de fenómenos climatológicos como El Niño y otros de este estilo, que están influyendo en la producción y están subiendo el precio en origen.

-Bueno y usted, ¿es fan del chocolate? ¿Lo desayuna a diario?

-La verdad es que no. Yo lo que hago los domingos es hacerme un chocolate a la taza de merienda-cena, ¡eso sí!

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

«El chocolate es un producto familiar que une y da cariño»