Respeto al origen y sin sobreactuacion

En el Sybaris 2.0 de Ourense Igual preparan un pulpo a la plancha con queso al pimentón, como su demandado atún rojo. Con calma.


Pepe Seoane

Es un singular tres es un uno. De entrada, los vinos; después, un rincón de tienda de productos escogidos y, por fin, la zona de comedor, para que estén cómodas 32 personas. Todo a la vista. Cada día cambian sus propuestas, aunque algunos platos resisten, siempre que la materia prima responda. De lunes a viernes, a mediodía, hay menú en función del mercado. El comensal tiene esa primera opción a 10,80 euros: por ejemplo, bolitas de mejillón salteado de tomate picante; merluza cocida con vinagreta de pimiento y cenefa de patatas, y brownie de chocolate. Y si ese día no agrada el plan propuesto, se va a la carta/pizarra, que también cambia.

Sybaris 2.0 es el proyecto de Jacobo Mojón (Ourense 1981). Empezó en la hostelería en Glasgow, donde estaba de Erasmus. Aprendió rápido. Terminó el curso y siguió tres años más, ya contratado como cocinero. Viajó luego por el mundo y se empapó de las maneras, desde India, Thailandia, Indonesia y Australia hasta Nueva Zelanda. De mestizaje, con todo, lo justo. Abrió en diciembre del 2014. Sencillo, con respeto al origen y sin sobreactuar. Para el vino, al precio de tienda le añaden 5 euros, igual un botella de godello como un Louis Roederer Cristal (189,50 euros), sin las dolorosas multiplicaciones que perpetran otros locales. Siempre hay opciones para tomar por copa.

Votación
1 votos

Respeto al origen y sin sobreactuacion