La crisis poselectoral del PSdeG se extiende ya a dos provincias

La dirección del partido intenta frenar la cascada de procesos internos


redacción / la voz

En la primera reunión celebrada por la ejecutiva del PSOE gallego tras el 22-M, el secretario general del partido, Pachi Vázquez, hizo un llamamiento interno para evitar que los candidatos que se dejaron más plumas en la cita con las urnas empezaran a dimitir en cascada y trasladaran de puertas afuera la sensación de desbandada. Varios de los presentes en dicha reunión coincidieron en darle a esta petición el rango de «instrucción interna», mientras Vázquez se encargaba de taponar cualquier fuga al término de la reunión al manifestar ante los periodistas que el socialismo gallego quedó «fortalecido» por lograr «os mellores resultados de España».

El discurso triunfalista de la cúpula del PSdeG abrió una brecha con las bases del partido, mucho más heridas anímicamente por la debacle sufrida a todos los niveles en la provincia de A Coruña. Y la agrupación socialista coruñesa se encargó de dinamitar la línea trazada, al abrir ayer por su cuenta y riesgo el ruido orgánico con las renuncias a las actas de concejales que anunciaron Javier Losada y Carmen Marón.

El movimiento coruñés provocó finalmente que la desbandada que pretendía evitar la dirección, al menos por ahora, se extendiera ya por distintos puntos de la provincia de A Coruña y también por la de Pontevedra. Sin ir más lejos, el propio candidato socialista en Malpica, José Ramón Varela Rey, estaba valorando anoche presentar la dimisión en la reunión de la asamblea local, mientras la agrupación de Ferrol convocó para mañana una ejecutiva que está por ver si llega a celebrarse.

De hecho, el aparato socialista está presionando a varias agrupaciones para evitar que se celebren reuniones orgánicas que puedan alterar la vida interna del partido. En Santiago está pendiente de que se celebre esta cita, si bien Sánchez Bugallo trasladó la excitación a las asamblea local al anunciar su voluntad de liderar desde el Concello la labor de oposición, cuando concejales como Marta Álvarez-Santullano intentan jugar al relevo.

Pontevedra

Los fogonazos orgánicos se desplazaron también a la provincia de Pontevedra. El secretario provincial del partido y candidato en Vilagarcía, Modesto Pose, reunirá esta semana a su ejecutiva para abordar la posibilidad de llevar a cabo un relevo «ordenado». Es más, al igual que anticipó Losada y Marón, en el entorno de Pose dieron por hecho que podría renunciar al acta de concejal antes incluso de que se constituya la corporación vilagarciana.

En Pontevedra fue toda la ejecutiva local la que dimitió ante la dirección provincial, si bien Antón Louro podría permanecer en la ciudad para negociar los acuerdos con los nacionalistas de Fernández Lores.

Municipales 2011 ||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

La crisis poselectoral del PSdeG se extiende ya a dos provincias