El sueldo de los ediles, en el aire

Solo las ciudades pagan 108 dedicaciones exclusivas a cargos políticos


redacción / la voz

La campaña de las autonómicas del 2009 estuvo marcada por el blindaje de un coche oficial valorado en 480.000 euros, unas cuantas sillas chics y la reforma de un despacho presidencial de la Xunta. Y la carrera del 22-M empieza a estar teñida ya por un debate que despunta sobre los demás, y que alude a lo que gastan los concellos en pagar los sueldos de sus alcaldes, de los miembros de los gobiernos locales y, en muchos casos, también de los representantes de la oposición.

El líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijoo, introdujo de forma intencionada este asunto en la campaña en vísperas de la pegada de carteles, coincidiendo con la celebración del último pleno en el Parlamento, con la intención de mostrar a los bipartitos de las ciudades gallegas como unos verdaderos derrochones.

Y es que las siete grandes ciudades pagan, en conjunto, un total de 108 sueldos a los cargos que eligen en las urnas. Obviamente, son los concejales gobernantes los mejor retribuidos, pero también los ediles del PP -que tienen reservado el papel de oposición en la escena urbana- cuentan en los presupuestos municipales con una veintena de dedicaciones exclusivas.

Gasto según el tamaño

El gasto en dedicaciones es bastante acorde al tamaño de las ciudades. La que más gasta en pagar a sus cargos políticos es A Coruña, pues mantiene un total de 20 dedicaciones (tres para la oposición del PP) y eso que tanto el alcalde, Javier Losada, como los concejales Fernández Moreda y Carmen Marón perciben su salario principal de otras instituciones, como son el Senado, la Diputación de A Coruña y el Congreso, respectivamente.

Le sigue en importancia la ciudad de Vigo, con solo una dedicación menos que A Coruña, y Santiago le va a la zaga con 17 dedicaciones exclusivas, entre las que se reservan tres para la oposición. Ferrol y Pontevedra cierran la tabla con doce sueldos a concejales cada una.

La foto de los salarios con cargo a los concellos es algo que puede acabar cambiando de manera sustancial tras el 22-M. De hecho, cuando Feijoo apuntó con su dedo acusador contra los bipartitos propuso también que la Federación Galega de Municipios e Provincias fijara un salario tipo para los alcaldes y se redujeran entre un 30 y un 50% las dedicaciones exclusivas. Ahora bien, habrá que ver si en los sitios en que gobierne, el PP no se limita solo a eliminar los sueldos de la oposición que ahora cobran sus concejales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El sueldo de los ediles, en el aire