Pachi busca en Ourense afianzar su liderazgo en el PSOE

Insta a Feijoo a formalizar un acuerdo contra el reparto de fondos «caciquil»


ourense / redacción

Los caminos de Pachi Vázquez no llevan a Roma. Conducen a Ourense. De cinco días de campaña tres los ha dedicado a recorrer algunas de las localidades de la provincia menos poblada de Galicia. Por contra, Lugo la pisará hoy por primera vez, al desembarcar esta tarde en Monforte.

Ayer, tras introducir un cambio en la agenda, repitió acto en la capital de As Burgas. La misma ciudad en la que dio el pistoletazo de salida a la carrera electoral. Se dejó ver por la rúa do Paseo, un bulevar poblado con las carpas de las distintas formaciones que compiten por la alcaldía ourensana que ahora ostenta, con la ayuda del BNG, el socialista Francisco Rodríguez. El mismo lugar en el que una hora antes había estado Alberto Núñez Feijoo, a quien acusó de querer «esconder aos seus candidatos».

Ahí, en O Paseo, cual caballero cruzado, instó a Feijoo a rubricar un compromiso con el resto de partidos políticos para establecer unos criterios comunes de distribución de fondos públicos que acaben con la fórmula de reparto «caciquil». «Podería ser un acordo que primeiro pase polo Parlamento e logo sexa acordado dentro da Fegamp en base a criterios obxectivos», comentó. Como ejemplo de reparto partidista de fondos puso a las diputaciones de Ourense y Pontevedra, gobernadas por el PP. Porque, como repitió por la tarde en un mitin en Marín, donde también pidió el voto para el PSOE de cara a las próximas autonómicas, «nunca tiveron tanta forza nin os Baltares, nin os Louzáns». En cambio, usó como modelo a seguir el de sus homólogas de Lugo y A Coruña, justo las que pilotan los suyos.

La erradicación de las prácticas caciquiles es una de las armas utilizadas por el líder socialista para tratar de revalidar los resultados obtenidos por los socialistas en la provincia de Ourense hace cuatro años, algo que precisa para afianzar su liderazgo dentro del PSdeG.

Entonces, los socialistas lograron pasar de los 51.056 votos y los 192 concejales durante los comicios del 2003, a los 61.274 votos y los 247 ediles en el 2007. Todo a costa del PP. Aunque aquella era una época en la que Zapatero todavía conservaba una cuota alta de popularidad y en la que Pachi era conselleiro de Medio Ambiente. Ahora las piezas del dominó han cambiado y el líder socialista cenará hoy en el concello de Maside. Quiere ser profeta en su tierra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Pachi busca en Ourense afianzar su liderazgo en el PSOE