De la «tensión» y la «dramatización» del socialista a la «receta Elorriaga» para la abstención


Curiosamente, los dos partidos han desvelado el secreto de sus respectivas estrategias de una forma sorprendente. A pocos días que que arrancara formalmente la campaña, y tras una entrevista televisiva en Cuatro, Zapatero le confesó a Iñaki Gabilondo, cuando creía que lo que decía no era captado por ningún micrófono, que le favorecía que hubiera «tensión» en la campaña y que a partir de ese momento iba a «dramatizar» en los mítines.

Por su parte, el secretario de Comunicación del Partido Popular, Gabriel Elorriaga, confesó la pasada semana a una periodista del prestigioso diario británico Financial Times que su partido estaba intentando fomentar la abstención entre los potenciales votantes socialistas que aún están indecisos sembrando dudas sobre la economía, la inmigración y las cuestiones nacionalistas. El dirigente popular desmintió esas declaraciones, pero la periodista Leslie Crawford las ratificó.

Los analistas coinciden que tanto el «efecto Gabilondo» como la «receta de Elorriaga» estarán presentes hoy en el debate.

500.000 votos

En cualquier caso, ambas estrategias coinciden con lo que señalan todos los analistas: a mayor participación más posibilidades tienen los socialistas de ganar el 9-M. Sin embargo, el presidente del Instituto Noxa y ex presidente del CIS en la época de Felipe González, Julián Santamaría, advierte: es condición necesaria, pero no suficiente para que gane Zapatero. Lo que pocos dudan es que si la participación no supera el 70% la derrota de Zapatero está asegurada. Como señala José Luis Sanchís, el español que más campañas ha dirigido (108), «todo se juega ya en menos de 500.000 votos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

De la «tensión» y la «dramatización» del socialista a la «receta Elorriaga» para la abstención