Mayor Oreja ve en Galeuscat piezas de ofensiva radical nacionalista

El dirigente popular lamenta que el «problema principal de España en los próximos meses, el proceso de autodeterminación que reclama el PNV, esté ausente» del debate.


El eurodiputado del PP Jaima Mayor Oreja ha criticado hoy que el «bloque» constituido entre CiU, PNV y BNG (Galeuscat) se ha formado para condicionar al gobierno que resulte de las urnas y contiene las «piezas» de la ofensiva radical nacionalista que existen en España y que carece de precedentes.

Admeás, ha lamentado que el problema principal de España en los próximos meses, el proceso de autodeterminación que reclama el PNV, esté ausente del debate electoral. «Si Baviera planteara en Alemania un referéndum de autodeterminación, sólo se hablaría de ello». La autodeterminación era un objetivo en el final del proceso para el nacionalismo en el arranque de los noventa, pero ahora se ha convertido en un «objetivo político inmediato», subrayó.

El eurodiputado del PP señaló que José Luis Rodríguez Zapatero y el terrorismo han sido los protagonistas de estos cuatro años de legislatura y afirmó que, si continúa en la Moncloa, habrá una segunda parte de una negociación política con ETA. Advirtió que esta segunda parte cobrará una dimensión internacional, que será su «aliado principal», como lo que sucede en Kosovo estos días, dijo, así como que se tratará de legitimar el discurso del derecho de autodeterminación en la Unión Europea.

Sostuvo que la única manera de que no haya una segunda parte es que gobierne Mariano Rajoy, porque el PP sabe que la negociación con ETA sólo conduce al «envalentonamiento» de las posiciones nacionalistas de los radicales como el PNV y Esquerra Republicana de Catalunya, que «están abrazados ya a la autodeterminación». «Negociar con ETA es un disparate, pero hacerlo en un periodo de segunda transición, es un doble disparate», agregó.

En cuanto a la estrategia de tensión reconocida por Zapatero al periodista Iñaki Gabilondo, tras entrevistarlo en Cuatro, afirmó que la única «tensión real y dramática» que existe en España es la que padeció esta semana su compañera de partido María San Gil en Santiago de Compostela. Es evidente que el problema de España es que «hay unas tensiones muy graves desde los radicales nacionalistas, que pondrán en entredicho y pronto lo que significa la unidad de España», agregó. Así mismo, dijo que la política de Rodríguez Zapatero favorece la «recreación de las dos Españas: la de siempre, la tradicional y de la Iglesia, y la otra», lo cual consideró un «disparate».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Mayor Oreja ve en Galeuscat piezas de ofensiva radical nacionalista