Cerceda se tomó muy en serio la crisis del clima en el entroido de «Centraliño»

«Se non o fas polo xeo dos glaciares, faino polo dos cubatas», rezaba el cartel de un entroideiro


«Se non o fas polo xeo dos glaciares, faino polo dos cubatas». Ni más, ni menos. Se mire por donde se mire, y sean cuales sean sus prioridades el mensaje queda claro: hay que actuar para salvar el planeta. La cumbre del clima, la figura de Greta Thunberg y la situación de la central térmica protagonizaron el entroido vecinal de Cerceda, organizado por Lucerna. El choqueiro fue este año «Centraliño», una fusión entre lo que fue la central térmica de Meirama y lo que será, supuestamente, un parque eólico. Sorna y retranca no faltaron en una jornada en la que reinó la diversión y la tradición de varios grupos musicales del municipio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Cerceda se tomó muy en serio la crisis del clima en el entroido de «Centraliño»