Greta Thunberg tiene más cerca Galicia, pero mantiene el rumbo hacia Lisboa

Su catamarán realiza una ruta similar a la de Colón cuando llegó al puerto de Baiona


redacción / la voz

«Ya se huele Lisboa». Riley Whitelum de debe tener el olfato muy fino, porque cuando escribió esta frase en su Instagram aún estaba a casi 2.000 kilómetros de la capital lusa. Pero lo cierto es que tanto él, como su esposa, su hijo de 11 meses y, sobre todo, Greta Thunberg, acompañada de su padre, tiene cada vez más cerca su objetivo: atracar en el puerto lisboeta para luego viajar en un coche eléctrico hacia Madrid para participar a partir del lunes en la cumbre del clima (Cop25).

El catamarán en el que viajan, La Vagabonde, propiedad de la familia australiana y capitaneado por la británica Nikki Henderson se situan en estos momentos a poco más de 1.400 kilómetros del destino elegido, empopados y con vierto a favor. Si nada se tuerce, el martes por la tarde llegarán a tierra. Viajan a una velocidad media de entre 18 y 20 kilómetros por hora, por lo que entre 48 y 50 horas alcanzarán la costa. O incluso antes si fuerzan. Pero, en realidad, el barco estaba localizado justo enfrente de Galicia, por lo que si quisieran ganar tiempo lo más razonable es que hubieran elegido un puerto gallego.

«Ahora mismo tienen A Coruña delante. Lo lógico sería ir a un puerto de Galicia, porque el barco está enfrente de la fachada gallega, pero tampoco les supondrá ningún problema si optan por Lisboa. Van empopados y pueden elegir cualquier destino», explica Gabriel Rosón, oceanógrafo de la Universidade de Vigo que está siguiendo la ruta del catamarán.

La ruta de Colón

Eso sí, advierte que si la embarcación se enfila hacia Lisboa tardará un poco más en llegar. «Es un viaje un pelín más largo -añade-, pero no mucho. Tendría que hacer los cálculos más precisos, pero tardarían dos, tres o cuatro horas más. Tienen las mejores condiciones para llegar rápido y donde quieran».

La Vagabonde está trazando una ruta muy similar a la que siguió la Carabela La Pinta, con la que Cristóbal Colón llegó a Baiona el 13 de marzo de 1493 tras el descubrimiento de América. «Es la ruta de los ponientes, por lo que el barco de Greta Thunberg tuvo que ir en una altitud lo suficientemente alta para aprovechar los buenos vientos y alcanzar las Azores. Es algo muy parecido a lo que hizo Colón cuando llegó a Baiona, que sería un destino lógico», constata Gabriel Rosón.

Descartada Galicia, aunque tampoco se podría descartar del todo, como destino por elección de los propietarios del catamarán, por razones que no se han explicado, a Greta Thunberg y a su padre les esperará en Lisboa un coche eléctrico para llevarlos a Madrid.

¿De qué vive la familia australiana de youtubers que trae a Greta Thunberg a España?

UXÍA RODRÍGUEZ

Elayna Carausu, Riley Whitelum y Lenny, su hijo de 11 meses, viajan en un catamarán alrededor del mundo documentando su vida «a lo reality show». A Coruña prepara un dispositivo por si la activista recala en la ciudad 

Elayna Carausu (26 años), Riley Whitelum (32 años) y su hijo Lenny, de 11 meses: es la familia que ha decidido traer a Greta Thunberg hasta España para poder participar en la conferencia sobre cambio climático de las Naciones Unidas que organiza Madrid. 

La activista sueca ya está con ellos a bordo de La Vagabonde, un catamarán de 48 pies de eslora (14,6 metros de largo), que funciona con paneles solares e hidrogeneradores. Han partido este este miércoles de Hampton (Virginia, Estados Unidos) y, en estos momentos, se encuentran cruzando el Atlántico. Probablemente, su destino final será algún puerto todavía no revelado del Portugal, aunque el Ayuntamiento de A Coruña trabaja en un dispositivo ante la posibilidad de que la joven recale en la ciudad herculina. La travesía durará, al menos, 15 días. La cumbre madrileña comienza el 2 de diciembre. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Greta Thunberg tiene más cerca Galicia, pero mantiene el rumbo hacia Lisboa