Rueda sobre la financiación singular para Cataluña: «El que quiere comer solo es que quiere comer más»

Redacción LA VOZ

ESPAÑA

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, hoy martes en el Foro ABC, celebrado en Madrid.
El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, hoy martes en el Foro ABC, celebrado en Madrid. Gabriel Luengas | EUROPAPRESS

El presidente de la Xunta subraya en una acto en Madrid que «la voz de Galicia debe ser escuchada» tras decir «no al extremismo y parar el nacionalismo»

18 jun 2024 . Actualizado a las 14:22 h.

«El que quiere comer solo es que quiere comer más» ha dicho Alfonso Rueda sobre la «financiación singular» que Pedro Sánchez ofrece a ERC para garantizar la investidura de Salvador Illa como presidente de la Generalitat.

El titular de la Xunta protagonizó hoy martes en Madrid el Foro ABC, en el que reiteró su rechazo a la pretensión de los independentistas catalanes, que supondría «la quiebra de todo lo que hemos conseguido».

Rueda expresó su indignación porque sea «el presidente de todos», en referencia a Pedro Sánchez, quien secunde «sin cortarse un pelo» la exigencia de sacar a Cataluña del sistema común de financiación.

El presidente consideró «lógico» que él y sus homólogos de otras comunidades estén «hablando» ante el perjuicio que supondría esa decisión. Rueda señaló que hay comunidades autónomas del PSOE, como Asturias, que también se verían afectadas por la ruptura unilateral del sistema de financiación. Ante la posibilidad de que se forme un frente común, Rueda dio por sentado que el Gobierno intentará la estrategia de «divide y vencerás», ofreciendo «algo parecido» a lo que se dé a Cataluña a parte de los críticos, pero el presidente gallego consideró muy improbable que esa táctica funcione.

Rueda también se refirió a otros asuntos de la actualidad política nacional y gallega. Fue muy crítico con la gestión del Ministerio de Sanidad ante la falta de médicos y acusó a la ministra Mónica García de actuar como una mera observadora que prefiere decir: «Allá os las compongáis, menudo veranito os espera» a las comunidades, en lugar de tomar medidas desde su ámbito de competencias.

Sobre la situación política de la vicepresidenta Yolanda Díaz, recordó que en Galicia la llamada «izquierda rupturista» ha pasado de ser la segunda fuerza política y gobernar tres ciudades a no tener nada. «Todo eso desapareció», y lo atribuyó a la falta de voluntad de Díaz de confrontar con el nacionalismo.

Sobre Galicia, destacó precisamente el rechazo a los «extremismos». Incluyó en esa categoría a Vox y la plataforma Se Acabó la Fiesta, que apenas tienen apoyos en la comunidad. También citó al nacionalismo independentista, que «nunca ha gobernado». Atribuyó el crecimiento del BNG en las últimas autonómicas a «la bajada de brazos del PSOE, que propició un aumento de la fuerza electoral del Bloque para intentar que no gobernara el PP».

Rueda consideró el galeguismo «lo contrario del nacionalismo», porque el primero es integrador y el segundo, excluyente y divisivo.

El presidente subrayó que «la voz de Galicia» y los gallegos, que están «orgullosos de su lengua y su cultura» y  «se sienten cómodo con el régimen que tenemos y con el rey», debe hacerse oír en España. «Quiero contribuir a la gobernabilidad de mi país. Si a España le va bien a Galicia le irá bien. Galicia tiene mucho que aportar tras decir no a los extremismos y haber parado al nacionalismo», concluyó.