El PP pide al presidente que se deje de «pamplinas» y dé explicaciones

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

El portavoz del PP, Borja Sémper, en rueda de prensa en la sede de Gérnova.
El portavoz del PP, Borja Sémper, en rueda de prensa en la sede de Gérnova. FERNANDO SÁNCHEZ / EUROPAPRESS

Los populares consideran que el líder del PSOE debería dimitir de inmediato

04 jun 2024 . Actualizado a las 21:02 h.

El PP reaccionó a la misiva de Pedro Sánchez pidiendo al jefe del Gobierno que se deje «de cartas enlatadas por redes sociales» y se someta de una vez «a una rueda de prensa con preguntas ilimitadas». Fuentes de los populares aseguraron que la esposa del presidente «tendrá que dar explicaciones ante el juez para saber si sus negocios fueron con arreglo a la ley o no», pero «el presidente del Gobierno debe dar explicaciones ante los españoles por unos hechos que no son ni éticos ni estéticos».

Lo que esperan en el PP es «que aclare por qué y con qué intensidad se ha beneficiado de los negocios presuntamente obtenidos por su condición política». «Todo lo demás son pamplinas», añaden los populares. Advierten a Sánchez de que «pensar que lo puede despachar con una nueva misiva arremetiendo contra todo el que ose criticarle es subestimar la inteligencia de los españoles». En Génova opinan que «si con la primera carta pretendió ocultar la imputación, con esta pretende pasar por alto acusaciones gravísimas sobre las que no ha dicho ni media».

El PP considera que «acusar a los jueces de perseguirle por motivos políticos es de una gravedad extrema, que exige pruebas o rectificación inmediata».

«Comprendemos el bochorno de sus votantes. Ante escándalos sin precedentes como este, en democracia no se escriben cartas sino que se da la cara», sostienen.

Horas antes de que Sánchez hiciera pública su carta, el líder del PP, Alberto Núñez Feijoo, explicó a los presentes en un acto en el Palacio de Festivales de Santander que el hecho de que la mujer de Pedro Sánchez esté citada a declarar «no supone automáticamente una sentencia condenatoria», pero opinó que «sí obliga» al presidente a asumir «su responsabilidad política inmediatamente porque no hay precedentes» de que «negocios en el entorno de la Moncloa sean investigados por la justicia española y europea».

De hecho, apuntó que «jamás ha ocurrido algo así en 46 años de democracia en España». Para Feijoo, el presidente «carece de legitimidad para despachar un asunto de esta gravedad gritando fachas, fango, ultras o Franco» y le instó a dar una respuesta cuanto antes. «Debe comunicar a la nación cuál es su decisión». Más directo fue el portavoz del partido, Borja Sémper, que valoró en la sede de Génova que «cualquier presidente con un mínimo de dignidad dimitiría hoy mismo ante esta citación», e insistió en que las explicaciones de Sánchez «deben llegar sin más dilación».

Recurso ante el TSJM

Los populares recurrieron ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid el archivo de la denuncia que interpusieron contra Sánchez, ante la Oficina de Conflictos de Intereses. Con este paso, el PP lleva a los tribunales la actuación de Sánchez respecto a las actividades de su mujer. Lo hace por vía indirecta, recurriendo ante la sala de lo contencioso-administrativo del TSJM el archivo de su denuncia, en lugar de llevar directamente a Sánchez a la Justicia, lo que implicaría acudir al Tribunal Supremo que es donde se dirimiría, de haberla, la responsabilidad criminal del presidente del Gobierno, según fija el artículo 102 de la Constitución.