Un ayuntamiento toledano cancela una obra de teatro porque varios de los actores salen en bañador

La Voz REDACCIÓN

ESPAÑA

De izquierda a derecha, J.M. Maciá, Nico Seijó, Kino Gil y Pablo De Castro en «Qué difícil es», en una imagen de La Mandanga Producciones.
De izquierda a derecha, J.M. Maciá, Nico Seijó, Kino Gil y Pablo De Castro en «Qué difícil es», en una imagen de La Mandanga Producciones. La Mandanga Producciones

Las compañías responsables explican que el consistorio, cogobernado por PP y Vox, les comunicó el cese debido a que esta circunstancia podría «escandalizar al público»

19 dic 2023 . Actualizado a las 20:11 h.

Las compañías de teatro Los 90 producen y La Mandanga Producciones han denunciado este martes que el Ayuntamiento de Quintanar de la Orden (Toledo), gobernado por PP y Vox, ha cancelado la representación del espectáculo Qué difícil es, programada para enero, porque los actores aparecen en ropa interior.

Las compañías han informado a través de sus redes sociales de que el Ayuntamiento de Quintanar de la Orden les ha comunicado por escrito la cancelación de la actuación prevista para el 27 de enero y formalizada a través de la Red de Teatros de Castilla-La Mancha, ya que la concejala de Cultura del consistorio, María del Carmen Vallejo Aparicio, les ha argumentado que ha sido porque «aparecen los actores en ropa interior y pensaba que podían escandalizar al público».

Las compañías han explicado que la obra ocurre en un camerino, mientras los personajes se están cambiando y que, «evidentemente, aparecen en ropa interior», de la misma forma que «si la obra ocurriese en un ruedo, estarían vestidos de luces».

«Hay que tener muy pocas luces para censurar algo que no se ha visto. Nuestro espectáculo ha sido representado ante más de 3.000 espectadores con público de todo tipo, incluso grupos escolares, pues trata temas actuales y profundos como el bullying, el suicidio o la diversidad sexual. Nunca hemos recibido una queja y no tenemos constancia de que alguien se haya escandalizado», han defendido estas compañías de teatro.

A su juicio, la decisión de retirar del cartel la obra es «un veto que supone un atentado contra la cultura, un mecanismo para que una gobernante impida a los demás ver lo que a ella le molesta o simplemente no le gusta, que usa dinero público, de todos, para realizar una labor de auténtico adoctrinamiento en conceptos, que no valores, retrógrados y caducados».

«Nadie puede hoy escandalizarse por ver a alguien en ropa interior o bañador. Es una mera excusa para impedir la libertad expresión que guía la obra», han considerado ambas compañías en el mensaje escrito en redes sociales.

Asimismo, han denunciado que esta cancelación supone, además, un agravio para los vecinos de Quintanar de la Orden, ya que el dinero con el que se iba a sufragar este espectáculo provenía de una subvención de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, y no se ha podido asignar a ninguna otra actuación, pues han precisado que el plazo de contrataciones ha acabado unas horas después de anular la de 'Qué difícil es'.

Por ello, Pastor ha condenado rotundamente la actitud de censura que ha tenido el Ayuntamiento de Quintanar de la Orden al retirar una obra de teatro de la Red de Artes Escénicas.

«Es una actitud que no podemos permitir. Por eso, le exijo al Ayuntamiento que rectifique y reprograme de nuevo esa obra de teatro que habla de libertad», ha reclamado el consejero de Cultura en un archivo sonoro remitido a los medios de comunicación.

Además, ha anunciado que la Consejería no va a permitir estas actitudes y, por ello, modificará la orden de subvenciones para «que estos ayuntamientos que censuran no puedan volver a participar y obtener subvenciones para actividades culturales».