Gran operación contra la pornografía infantil: la Policía Nacional detiene a 121 personas

La Voz REDACCIÓN / AGENCIAS

ESPAÑA

Coche de la Policía Nacional, en una imagen de archivo.
Coche de la Policía Nacional, en una imagen de archivo. CARMELA QUEIJEIRO

Los arrestados, 118 hombres y 3 mujeres, usaban una plataforma digital para compartir contenido de extrema dureza protagonizado por menores

11 nov 2023 . Actualizado a las 14:38 h.

La Policía Nacional detuvo el sábado a 121 personas en distintos puntos de España por distribución de pornografía infantil a través de una plataforma digital y ha incautado un total de 500 terabytes (TB) de contenido en una operación iniciada por agentes de la Unidad Central de Ciberdelincuencia y que ha sido clasificada como una de las más importantes llevadas a cabo en el país.

Se realizaron 125 registros por toda la Península, en los que se intervinieron 368 discos duros, 114 memorias USB, 100 DVDs, 60 ordenadores y otro material informático. Los archivos audiovisuales sustraídos a los arrestados constan de 500 terabytes de contenido pornográfico de extrema dureza protagonizado por menores de edad.

Los 121 arrestados, 118 hombres y 3 mujeres, hacían uso de la misma plataforma digital para obtener y compartir el contenido ilícito, según ha detallado la Policía Nacional.

Uno de los arrestos, llevado a cabo en Madrid, permitió intervenir a un varón más de dos millones de archivos de abusos sexuales cometidos sobre niñas de muy corta edad. Muchos de los vídeos se caracterizaban por el alto grado de violencia empleado sobre las víctimas y se encontraban repartidos en diez discos duros de gran capacidad.

En Alicante, los agentes arrestaron a un varón que poseía gran cantidad de archivos multimedia que contenían imágenes explícitamente sexuales de dos varones menores de edad. Durante el análisis de los archivos, los investigadores se percataron que el material había sido grabado en el interior de la vivienda del arrestado.

En Cáceres y en Almería fueron detenidas tres personas y los juzgados determinaron su ingreso en prisión en base a la cantidad de contenido localizado en su posesión, llegando uno de estos detenidos a un acuerdo de conformidad por cinco años de prisión por un delito de posesión y distribución de material de explotación sexual infantil.

Casi 1.000 dispositivos de almacenamiento

Durante los 125 registros efectuados en los domicilios o puestos de trabajo de los arrestados se intervinieron 946 dispositivos de almacenamiento electrónico —368 discos duros, 427 CD-ROMs y DVDs, 114 memorias USB, 37 tarjetas— 60 ordenadores, 47 teléfonos móviles, 6 tabletas, una videocámara y otros dispositivos electrónicos.

Todo el material intervenido en el operativo se encuentra sometido a un análisis técnico policial, en busca de nuevas evidencias que permitan continuar gestiones de investigación para identificar nuevas víctimas de abuso sexual, o contactos de los detenidos que conformen una red de pederastas.

Las detenciones se produjeron después se iniciara una investigación como fruto de las labores preventivas de la Policía Nacional de ciberpatrullaje para la lucha contra las redes pedófilas. La operación requirió que participaran 46 unidades territoriales de agentes especializados en ciberdelincuencia.