Sánchez concede la impunidad total a Puigdemont a cambio de siete votos

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

El presidente de Junts, Carles Puigdemont, en Bruselas tras conocerse el acuerdo con Pedro Sánchez
El presidente de Junts, Carles Puigdemont, en Bruselas tras conocerse el acuerdo con Pedro Sánchez OLIVIER MATTHYS | EFE

Habrá un verificador internacional y Junts reclama la cesión del 100 % de los impuestos

09 nov 2023 . Actualizado a las 20:14 h.

El PSOE y Junts firmaron este jueves un acuerdo para impulsar una ley de amnistía que ofrecerá impunidad total al expresidente catalán Carles Puigdemont y a todos los que estén relacionados con el procés desde el año 2012 hasta la actualidad, a cambio de los siete votos de Junts a favor de la investidura de Pedro Sánchez. El secretario de organización del PSOE, Santos Cerdán, fue el encargado de anunciar el pacto que extinguirá cualquier delito que hayan podido cometer los protagonistas del procés y les librará de cualquier posible acusación de la Justicia.

El acuerdo incluye la figura de un verificador internacional «que tenga las funciones de acompañar, verificar y realizar seguimiento de todo el proceso de negociación». El propio Puigdemont, que ya tiene los nombres del equipo verificador, indicó que las negociaciones no se celebrarán «en el Estado español».

El expresidente catalán celebró el «acuerdo histórico» alcanzado y advirtió a Pedro Sánchez de que su Gobierno deberá ganarse la estabilidad de la legislatura «acuerdo a acuerdo», cumpliendo todo lo que se incluye en el pacto. «No hemos asumido cometer ningún delito, no nos ha hecho falta pedir perdón, mantenemos la posición y nos comprometemos a un proceso de negociación, no un mero diálogo», señaló un Puigdemont pletórico en su comparecencia. 

Referendo de independencia

Entre las cuestiones a negociar figura el «reconocimiento nacional» de Cataluña y la propuesta por parte de Junts de un referendo de autodeterminación «amparado en el artículo 92 de la Constitución». El PSOE por su parte, defenderá «el amplio desarrollo, a través de los mecanismos jurídicos oportunos, del Estatuto del 2006» y el respeto «del autogobierno y a la singularidad institucional, cultural y lingüística de Cataluña».

El documento, de cuatro folios, incluye tres puntos sobre los antecedentes y en el apartado de los acuerdos Junts considera «legítimo el resultado y el mandato del referendo del 1 de octubre, así como la declaración de independencia del 27 de octubre de 2017». Por el otro lado, el PSOE «niega toda legalidad y validez al referendo y a la declaración, y mantiene su rechazo a cualquier acción unilateral».

El acuerdo establece además que las comisiones de investigación que se crearán tendrán en cuenta también la amnistía a las «situaciones comprendidas en el concepto lawfare o judicialización de la política». Es decir, a acusados por delitos distintos a los del procés. Serán los tribunales los que deberán decidir quiénes se incluyen en ese supuesto. 

Presencia internacional

El pacto firmado fija también el compromiso de negociar una nueva financiación para Cataluña en la que Junts propondrá la cesión del 100 % de los impuestos que se pagan en su Comunidad. Se establece además «la ampliación de la participación directa de Cataluña en las instituciones europeas y demás organismos internacionales». El acuerdo establece por fin el voto a favor de Junts en la investidura de Sánchez. Se trata, según Puigdemont, de una «etapa inédita» que deberán «saber explotar».

Al líder del PSOE le falta todavía el respaldo del PNV para garantizarse la investidura

El acuerdo entre el PSOE y Junts garantiza el apoyo de los siete diputados del partido del expresidente catalán a la investidura de Pedro Sánchez. Pero esos siete votos no son suficientes todavía para que el líder del PSOE sea investido. Faltan los cinco votos del PNV, que no ha llegado todavía a un acuerdo con los socialistas y aguarda su turno con una larga lista de exigencias.

El PNV sigue «volcado» en la negociación con el PSOE para alcanzar un acuerdo. Fuentes de la formación jeltzale respondían de esta forma a las palabras del secretario de organización del PSOE, Santos Cerdán, que, en su comparecencia para informar del acuerdo suscrito con Junts, se refirió a la negociación de los socialistas con el PNV. «No he estado estos días hablando con ellos porque no era mi ámbito de negociación estos días, pero estoy seguro de que, si no está cerrado, está a punto de cerrarse», afirmó Cerdán.

El partido dirigido por Andoni Ortuzar precisó a Europa Press que al mediodía todavía continuaban negociando porque no hay acuerdo por el momento ni tienen previsión de comunicar algo al respecto «en el día de hoy [por ayer]». De esta forma, subrayaron que, mientras no haya «novedades relevantes» sobre un posible pacto, el partido seguirá como hasta ahora, «volcado en la negociación y con una discreción total».