Feijoo critica que el Gobierno reubique a los migrantes sin consultar a las comunidades

M. L. REDACCIÓN / LA VOZ

ESPAÑA

El líder del PP, Alberto Núñez Feijoo, durante una entrevista en Canal Sur.
El líder del PP, Alberto Núñez Feijoo, durante una entrevista en Canal Sur. cedida

Asegura que Sánchez ha pasado de «abrazar a inmigrantes» a dejarlos en «paradas de autobús», mientras Escrivá califica sus palabras de irresponsables

28 oct 2023 . Actualizado a las 10:36 h.

La crisis migratoria ha vuelto a colarse en el centro del debate político. Mientras el presidente del PP, Alberto Núñez Feijoo, criticó este viernes que el Gobierno en funciones no haya consultado con las comunidades autónomas el traslado a sus territorios de migrantes llegados a las costas de las Islas Canarias, lo que evidencia, a su juicio, una «enorme improvisación» en la política migratoria, Vox volvió a culpabilizar a los migrantes de la inseguridad y de gastar recursos económicos de todos los españoles.

Feijoo reprochó a Pedro Sánchez que haya pasado de ofrecer Valencia para que atracara el buque Aquarius —en el 2018 con 629 inmigrantes— a acoger a los migrantes que entran por Canarias y, sin hablar con las autoridades que tendrán que atenderlos o con las comunidades autónomas. «El Gobierno los está metiendo en aviones y dejándolos en paradas de autobús en los pueblos y ciudades de España», denunció en Canal Sur Radio.

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones en funciones, José Luis Escrivá, le respondió diciendo que sus palabras «son muy irresponsables y están llenas de falsedades», ya que siempre hay personal que «acompaña a los migrantes hasta los centros donde son acogidos». Insistió Escrivá en que la comunidades autónomas y los ayuntamientos «son informados de los traslados» y recordó que «estas instituciones no atienden a los migrantes, ya que es una competencia exclusiva del Estado».

Vox también criticó con dureza la gestión de la política migratoria. Habló de «invasión migratoria» y su secretario general, Ignacio Garriga, manifestó que España «entrega billetes de avión y bonos de hotel de 4 estrellas» a los migrantes. Advirtió de las consecuencias de las políticas de «fronteras abiertas» y del «miedo» de los ciudadanos a «que pueda producirse un atentado», como el realizado en Bruselas por una persona que entró en Bélgica de modo irregular. Añadió que no comprende «cómo habiendo familias españolas que no llegan a final de mes, se destina el dinero para inmigrantes ilegales».

El titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska, quien en los próximos días viajará a Senegal, de donde proceden la mayoría de los migrantes que llegan a Canarias, reprobó los «discursos que rayan la xenofobia» y pidió a Feijoo y a la presidenta de la Comunidad de Madrid no caer en «discursos populistas». Al primero lo llamó «poco responsable», y a Isabel Díaz Ayuso, que habló del trato que se da a los migrantes como si fueran «fardos», le dijo que sus palabras lo que «representan es ignorancia».

También la secretaria general del PP, Cuca Gamarra, acusó al Gobierno de «improvisar» y «actuar de espaldas» a las administraciones autonómicas y locales y urgió a que se convoque la Conferencia Sectorial de Inmigración, que no se celebra desde el 2018.

El PP canario invita a sus compañeros a ver un desembarco para ganar en empatía

El vicepresidente del Gobierno de Canarias y líder del PP en la islas, Manuel Domínguez, ha invitado a sus compañeros de partido de otras comunidades a presenciar en El Hierro o en Lanzarote en qué condiciones llegan los inmigrantes de las pateras antes de emplear determinadas expresiones.

«Si tenemos un poco, solo un poquito de empatía... si alguien viniese a cualquiera de los puertos, a La Restinga, a Lanzarote, a ver cómo bajan esas personas de la patera, estoy convencido de que la opinión cambiaría y que ese tipo de reproches deberíamos dejar de hacerlos», señaló en la cadena Ser

Respondía así al ser preguntado por las declaraciones de cargos públicos del PP en la Península que se refirieron a los inmigrantes trasladados desde Canarias empleando palabras como «fardos» (Díaz Ayuso) o «animales», vinculándolos a la inseguridad ciudadana o, incluso, a transmisión de enfermedades.

El presidente del PP de Canarias no dudó en condenar las declaraciones del concejal de Torrox (Málaga), Salvador Escudero, quien se preguntó cómo iban a «controlar» a los 200 inmigrantes alojados en un hotel de su municipio «como no les pongan una marca como a los animales o una pulserita», porque consideraba que podían acabar «robando un coche» o propagando «el tifus». El PSOE pidió su dimisión y anunció que lo llevará a la Fiscalía por un delito de odio.

Las declaraciones contra los inmigrantes también proceden de Vox. El portavoz del Grupo Parlamentario en Extremadura, Óscar Fernández Calle, advirtió este viernes en Mérida de que los «inmigrantes ilegales» pueden «generar problemas allá donde recalen». Y el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo, habló de «invasión migratoria», vinculando la llegada de extranjeros con la inseguridad en un vídeo grabado frente al hotel balneario de Medina del Campo (Valladolid), donde han sido alojados 250 migrantes. «11.000 plazas más a pensión completa y a cargo del contribuyente español. Esto es un suicidio nacional», denunció.

El Ejecutivo llama a la entrada ilegal de migrantes, dice el Ayuntamiento de Madrid

El portavoz del Grupo Municipal del Partido Popular de Madrid, Carlos Izquierdo, afirmó este viernes que el Gobierno «hace un llamamiento masivo a la entrada ilegal de inmigrantes» en España y tiene un «descontrol absoluto» de las fronteras. Frente a ello, Izquierdo aseguró que Madrid «va a responder solucionando los problemas que genera» el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien «luego se olvida de Madrid y de los madrileños».

El portavoz del PP criticó también las palabras de sus homólogas de Más Madrid y PSOE, Rita Maestre y Reyes Maroto. La primera acusó al alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, y a la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, de pronunciar «discursos de odio que no se diferencian de los de Meloni». Mientras, la concejala socialista dijo que ambos «rozan la xenofobia» con postulados propios de «la extrema derecha» sobre la inmigración. «Con estas declaraciones, tanto Rita Maestre como Reyes Maroto quedan totalmente desacreditadas. La presidenta de la Comunidad y el alcalde de Madrid han demostrado siempre ser unas personas tolerantes», aseveró Izquierdo.

El alcalde de Valladolid se une a las críticas del de Medina del Campo a la gestión migratoria

El alcalde de Valladolid, el popular Jesús Julio Carnero, se ha solidarizado con su homólogo de Medina del Campo, Guzmán Gómez, en las críticas de este hacia el Gobierno de España por la llegada de inmigrantes a la localidad y se ha sumado a su malestar por las formas y la falta de comunicación de la Administración del Estado, informa Europa Press. «Imagínense al alcalde de Medina, una localidad con una población de 20.000 habitantes a la que llegan cerca de 300 inmigrantes. Hagan ustedes la regla de tres e imagínense que a Valladolid capital llegaran unos 3.000», ha comparado Carnero para ejemplificar el malestar de su compañero. A la capital del Pisuerga llegaron 25, según el alcalde.