El endurecimiento de la malversación en la UE aumenta el choque de PSOE y PP

La Voz REDACCIÓN

ESPAÑA

Feijoo durante el acto del PP en Huelva
Feijoo durante el acto del PP en Huelva A. Pérez | EUROPAPRESS

El presidente del Gobierno asegura que la propuesta de la UE coge a España «con los deberes hechos» en la lucha contra la corrupción, mientras que Feijoo ofrece un pacto para elevar las penas y acusa al Ejecutivo de mentir: «Otra vez más el sanchismo nos engaña»

04 may 2023 . Actualizado a las 17:13 h.

El líder del PP, Alberto Núñez Feijoo, ha ofrecido este jueves al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, una reforma del delito de malversación para «subir» las penas a los corruptos como plantea Bruselas y recuperar el delito de sedición y ha advertido de que, si no acepta, el PP llevará a cabo esa reforma penal si llega al Gobierno. Además, ha recordado que Moncloa justificó la modificación de la malversación para equiparar a España con Europa y ha subrayado que la directiva que plantea ahora la Comisión Europea confirma las falsedades del Ejecutivo: «Otra vez más el sanchismo nos engaña».

Así se ha pronunciado después de que Bruselas plantee una pena máxima de al menos cinco años para delitos de malversación en toda la Unión Europea, según la propuesta de directiva presentada este miércoles para tipificar los delitos de corrupción y armonizar las penas en el continente. Esta propuesta obligaría a España a volver a reformar el delito de malversación.

En un acto en Cádiz junto al candidato a la Alcaldía y presidente del PP en la provincia, Bruno García, Feijoo ha afirmado que la «lista de despropósitos del sanchismo es demasiado larga y demasiado dolorosa», empezando por la llamada ley del «solo sí es sí» que, según ha dicho, tardaron meses en reformar y «al final», el PP tuvo que «arreglar» la norma con sus votos en el Parlamento.

A renglón seguido, Feijoo ha indicado que el PP también advirtió del «error» que «suponía rebajar las penas por corrupción» con la modificación del delito de malversación. «Nos dijeron que eso era una propuesta de Europa», ha recordado, para añadir que ahora Bruselas plantea una nueva directiva «no solo para no bajar las penas sino para subir las penas por corrupción de los políticos de cualquier lugar de Europa». «Otra vez más el sanchismo nos engaña», ha apostillado.

Sin embargo, ha dicho que, como ocurrió con la llamada ley del «solo sí es sí», el PP ofrece «mano tendida» al Gobierno de Sánchez para «rebajar el nivel de disparates legales» que se han hecho estos últimos años. En concreto, le ha ofrecido reponer las penas por corrupción y fijar de nuevo en el Código Penal el delito de sedición.

«Rectifique, utilice los votos del partido constitucionalista y volvamos a poner otra vez la dignidad de nuestro país y la dignidad de las instituciones», ha dicho Feijoo a Sánchez, para añadir que si el jefe del Ejecutivo no quiere hacer esa modificación con el PP lo hará él «cuando llegue al Gobierno».

La reacción de Sánchez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aseguró este jueves que el planteamiento de Bruselas de armonizar las penas en Europa por el delito de malversación coge a España «con los deberes hechos» en la lucha contra la corrupción por haber introducido ya el delito de enriquecimiento ilícito. No obstante, el líder socialista eludió pronunciarse sobre si España tendría que volver a reformar el citado delito para ampliar las penas en otros supuestos, después de haberlas rebajado, en caso de que finalmente prospere el proyecto de directiva del Ejecutivo comunitario.

Sánchez respondía así, según recoge Europa Press, a la pregunta de si, tras la propuesta de la Comisión Europea, que plantea una pena máxima de al menos cinco años por los delitos de corrupción, va a corregir su última reforma del Código Penal en la que se rebajaban las condenas para la malversación que no fuera para enriquecimiento propio.

El presidente respondió que esta propuesta de la UE está en todavía en una fase inicial, pero añadió que el Gobierno cree que se trata de una «buena noticia» que se armonicen las penas por estos delitos en la Unión.

Críticas del presidente de Castilla-La Mancha

Por su parte, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, lamentó que en España se produjera, con la reforma del Código Penal, una reducción de penas «a uno de los tipos de corrupción». «Es para hacérselo mirar», ha indicado.

Así se ha pronunciado García-Page en una entrevista en Antena 3, recogida por Europa Press, donde ha recordado que se posicionó con «una claridad meridiana» sobre la rebaja penal de la malversación en España. «Eso es algo que yo no estoy dispuesto a defender de ninguna manera», ha añadido.

Bajo su punto de vista, cambiar el Código Penal a la medida de uno de los que lo votan «sobrepasa cualquier límite político y más que político», a lo que ha añadido que también le parece importante, más allá de si el delito de malversación «tienen que ser cuatro o cinco años», el debate técnico.

Así, ha aplaudido el hecho de que los Estados miembros vayan en el camino de la homologación penal y ha añadido que ojalá fuera también en el ámbito fiscal con el fin de evitar los paraísos fiscales dentro de la Unión Europea porque a «España le beneficia».

La vicepresidenta primera del Gobierno tiene una visión muy diferente a la de su compañero de partido. Para Nadia Calviño, España llega «con los deberes hechos» ya que la reforma de los delitos de malversación del 2022 se adelanta a la propuesta de armonización de delitos de la Comisión Europea porque ya separaba los casos de lucro financiero, aunque ello suponga endurecer los dos tipos atenuados creados con la última reforma penal.