Feijoo recupera a Borja Sémper para el PP y afirma que tratará de evitar los pactos con Vox

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

El nuevo portavoz de la campaña del PP, Borja Sémper, y el líder de los populares, Alberto Núñez Feijoo, este lunes, en la sede nacional del PP.
El nuevo portavoz de la campaña del PP, Borja Sémper, y el líder de los populares, Alberto Núñez Feijoo, este lunes, en la sede nacional del PP. SERGIO PÉREZ | EFE

El líder de los populares abre las puertas de su partido a los militantes, votantes y dirigentes de Ciudadanos de cara al 28M

09 ene 2023 . Actualizado a las 22:21 h.

Alberto Núñez Feijoo continúa con la renovación de caras y la recuperación de exdirigentes populares para conformar su equipo de campaña para las elecciones municipales y autonómicas del 28 de mayo. Tras la designación del exministro Íñigo de la Serna como coordinador del programa electoral, el líder del PP presentó este lunes a Borja Sémper como portavoz de la campaña electoral. Con la incorporación del exdirigente del PP vasco, que anunció su retirada de la política hace tres años, Feijoo refuerza el perfil moderado del partido en busca del voto de centro. En la presentación del nuevo portavoz, el líder de los populares destacó que su recuperación fortalece la alternativa «solvente, ilusionante y moderada» que ofrece su formación en esta nueva etapa.

Feijoo agradeció a Sémper y a De la Serna, exalcalde de Santander, su disponibilidad para ayudar al partido y destacó que ambos «conocen bien la política, también la autonómica y la local». Antes de presentar a Sémper, Feijoo abrió las puertas del partido a los dirigentes, militantes y votantes de Ciudadanos para «unir el centroderecha» y conformar una «alternativa real» frente al Gobierno de Pedro Sánchez.

En una entrevista en la Cope, Feijoo aseguró que intentará evitar pactos de gobierno con Vox tras las próximas elecciones municipales y autonómicas, pero sin llegar a descartarlos. «Las coaliciones entre el PP y Vox, si se pueden evitar, y yo desde luego intentaré hacerlo, las evitaré», explicó el líder popular, que indicó que lo que él puede decirle a los votantes es que «es mejor un Gobierno en solitario del PP que un Gobierno con Vox», aunque admitió que eso no depende de él.

La derecha unida tendría el 47 %

Feijoo apeló al voto útil para tratar de atraer no solo al votante de Cs, sino también al de Vox. «Con un centroderecha unificado ganaríamos con mayoría absoluta sin duda», señaló, precisando que, según los sondeos, el voto del PP, Vox y Cs sumaría el 47 %», mientras que las mayorías absolutas de Aznar y Rajoy se lograron «con menos del 45 %». Aseguró por tanto que planteará a los votantes de Vox que decidan «entre Sánchez y los independentistas, o el PP».

A su juicio, las coaliciones de gobierno con dos socios divididos, como ahora lo están el PSOE y Unidas Podemos, son «malas para el país». «Las legislaturas son cortas, pasan rápido, y los gobiernos están para hacer cosas y no para discutir entre sí», sostuvo el líder del PP. Explicó por ello que en aquellos lugares en los que ganen las elecciones y les quede poco para la mayoría absoluta hablarán con otras fuerzas políticas para firmar «un pacto de legislatura».

Borja Sémper: Un rostro moderado para reforzar el perfil más centrista de la formación

Gonzalo Bareño

«Regreso porque creo honestamente que es el momento de darlo todo». Borja Sémper Pascual (Irún, 1976), era ya un verso suelto del PP cuando hace tres años abandonó la política, distanciado del modelo de partido de Pablo Casado. En las primarias del 2018 había apostado por Soraya Sáenz de Santamaría. Ahora, con la llegada de Feijoo, regresa por la puerta grande como portavoz de la campaña electoral de los populares. El líder del PP sitúa así como la cara visible del partido a uno de los políticos más moderados de la formación, muy crítico con Vox y cuyo discurso no siempre ha casado con las tesis oficiales del PP.

Licenciado en Derecho por la Universidad del País Vasco y experto en Gestión Pública por el IESE, Sémper vivió los años más duros de ETA en el País Vasco. Ingresó en las Nuevas Generaciones del PP en 1993, a los diecisiete años. Formaba parte de un grupo de jóvenes entre los que se encontraban Antonio Basagoiti, Iñaki Oyarzábal y Arancha Quiroga, que destacó tras el secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco en 1997 y que acabaría dirigiendo el PP vasco.

Su carrera política estuvo marcada por el asesinato de Gregorio Ordóñez, uno de los referentes de Sémper, al que ETA ha intentado asesinar en dos ocasiones. En 1995 se convirtió en concejal del PP en el Ayuntamiento de Irún. Y en 1999 llegó a ser primer teniente de alcalde tras un pacto PSOE-PP. En el 2007 dejó su acta de concejal al ser elegido presidente del PP de Guipúzcoa

En el 2015 encabezó la lista popular para las generales por Guipúzcoa pero no logró escaño. Y lo mismo ocurrió en las generales del 2016. En el 2019 se presentó como candidato a la alcaldía de San Sebastián. Fue también portavoz del PP en el Parlamento vasco. Desencantado con lo que denominó «política de trincheras», en enero del 2020 anunció que abandonaba sus cargos. Ha escrito el libro Todos los futuros perdidos junto al exdirigente del PSOE vasco Eduardo Madina. Con tres hijos, tras dejar la política fichó como director de Relaciones Institucionales de Ernst & Young.