Feijoo presume de unidad frente a la división interna en el PSOE y Podemos

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

Alberto Núñez Feijoo, ayer, junto a la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, el de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y el de Murcia Fernando López Miras, y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, antes de la conferencia del presidente del PP de la Comunidad Valenciana, Carlos Mazón.
Alberto Núñez Feijoo, ayer, junto a la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, el de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y el de Murcia Fernando López Miras, y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, antes de la conferencia del presidente del PP de la Comunidad Valenciana, Carlos Mazón. JESÚS HELLÍN | EUROPAPRESS

El líder del PP acusa al presidente del Gobierno de «crear problemas» a los españoles

29 nov 2022 . Actualizado a las 08:40 h.

El PP trata de aprovechar las discrepancias internas en los partidos que forman la coalición de Gobierno en torno a cuestiones como la derogación del delito de sedición o la rebaja del de malversación para presentarse como una formación sin fisuras. El líder de los populares, Alberto Núñez Feijoo, presumió ayer de tener un partido «cohesionado» frente a un PSOE liderado por Pedro Sánchez al que, según dijo, «rehúyen» sus propios barones y está «enredado en la polémica diaria autogenerada».

Como muestra de esa unidad, Feijoo presentó este lunes la conferencia del presidente del PP de la Comunidad Valenciana, Carlos Mazón, a la que asistieron también la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, el castellanoleonés Alfonso Fernández Mañueco, el murciano Fernando López Miras y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida.

«Para el PP no es excepcional que los líderes autonómicos acudan a los actos de forma conjunta e incluso que le pidan al partido que les presente en los foros más trascendentales del país», afirmó Feijoo en su intervención. Recalcó por el contrario que hay barones del PSOE que evitan «hacerse la foto» con los dirigentes nacionales. Puso como ejemplo el acto de proclamación de Pedro Sánchez como presidente de la Internacional Socialista al que no acudieron, entre otros, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y el aragonés Javier Lambán.

Peleas entre dirigentes

Pero Feijoo extendió sus críticas a Unidas Podemos y Vox, hablando de los partidos en los que hay «escisiones» y en los que unos dirigentes «insultan» a otros y «ponen en marcha proyectos alternativos», en referencia a las desavenencias entre Yolanda Díaz y Pablo Iglesias y también entre Santiago Abascal y Macarena Olona.

Frente a esas divisiones, Feijoo presentó al PP como un partido cohesionado cuyo único objetivo es «servir a los españoles» mientras otros se preocupan más de «enfrentarse» entre ellos en lugar de «arreglar los problemas». Acusó a Sánchez de desatender cuestiones que «tocan el bolsillo» de los ciudadanos como la lucha contra la inflación, mientras «provoca problemas» con la derogación de la sedición, la posible reforma de la malversación o la ley del «sí es sí». Advirtió de que la derogación de la sedición supone una «desprotección del orden constitucional» y apuntó que al tratarse de una reforma hecha por el interés personal de personas concretas es de «muy dudosa constitucionalidad».

Durante su intervención, Feijoo reiteró su exigencia al Gobierno de rebajar al tipo mínimo el IVA de los alimentos básicos y de rebajar el IRPF a las rentas inferiores a los 40.000 euros. Por último, se felicitó por los últimos sondeos publicados que otorgan la victoria al PP en unas elecciones generales. «Hace mucho tiempo que el señor Sánchez no gana una encuesta que no la firme un militante del Partido Socialista», concluyó.