El juez exime a Luis Medina de la obligación de firmar dos veces al mes en el juzgado por el caso de las mascarillas

La Voz MADRID/EUROPA PRESS

ESPAÑA

Luis Medina, el pasado 8 de abril en Madrid
Luis Medina, el pasado 8 de abril en Madrid Jose Velasco | EUROPAPRESS

Se le mantiene la retirada del pasaporte y la prohibición de salida del territorio nacional

15 nov 2022 . Actualizado a las 17:35 h.

El juez Adolfo Carretero ha acordado levantar a Luis Medina la medida cautelar que le obligaba a comparecer los días 4 y 18 de cada mes ante el juzgado dentro del procedimiento en el que se le investiga por presunta estafa al Ayuntamiento de Madrid en la venta de material sanitario para afrontar la primera ola de la pandemia.

Así consta en un auto, al que tuvo acceso Europa Press, en el que se acuerda el alza de la citada medida, manteniéndose la retirada del pasaporte y la prohibición de salida del territorio nacional.

A dicha solicitud formulada por la defensa se opuso el Grupo Mixto del Ayuntamiento de Madrid, el PSOE y Mas Madrid, no oponiéndose el Ministerio Fiscal.

El magistrado aduce que han transcurridos siete meses desde la adopción de la medida, «sin que el investigado la haya incumplido,y, entregado su pasaporte, teniendo en cuenta que reside y tiene arraigo en Madrid, no existe el riesgo de fuga del investigado ni la posibilidad de manipular pruebas que determinaron la medida, por lo que procede su alzamiento, manteniéndose la retirada del pasaporte».

El concejal de Más Madrid en el Ayuntamiento Miguel Montejo ha destacado que lo «inaudito» de que Medina deje de tener que pasar a firmar al juzgado es la actitud del Consistorio. «No se opone ni a esto ni a nada que pueda perjudicar a Medina o a Luceño. Parece que para Almeida el estafado no es el Ayuntamiento, ni su gestión, sino la oposición u otra ciudad. Esta forma de actuar de la Asesoría Jurídica municipal es ya un modus operandi. No hace preguntas, no pide pruebas, nada», ha criticado.

Por ello, ha exigido que Almeida haga algo «para recuperar el dinero que él mismo perdió en una compra de material sanitario en pandemia basada en la confianza que le daba su primo».