Un juez de Barcelona investiga a Pablo Casado por presuntas injurias sobre el catalán en las escuelas

La Voz AGENCIAS

ESPAÑA

Imagen de archivo de Pablo Casado, al subir al estrado del último congreso del PP.
Imagen de archivo de Pablo Casado, al subir al estrado del último congreso del PP. Julio Muñoz | Efe

Está citado a declarar por videoconferencia el 30 de enero por asegurar que no dejaban ir al baño a alumnos catalanes «porque hablan en castellano»

09 nov 2022 . Actualizado a las 17:05 h.

El Juzgado de Instrucción 29 de Barcelona ha citado al expresidente del PP Pablo Casado a declarar como investigado por presuntas injurias al decir que en Cataluña los profesores tienen instrucciones de no dejar ir al baño a los niños que hablan en castellano, según un auto consultado por Europa Press.

Según han confirmado fuentes judiciales, Casado está citado a declarar como investigado el 30 de enero y comparecerá ante el juez por videoconferencia. En el auto conocido este miércoles, el juez admite a trámite la querella que la Generalitat presentó contra el exdirigente del PP después de que el Tribunal Supremo archivara la investigación que tenía sobre el mismo caso porque Casado había dejado de ser aforado al dejar su escaño en el Congreso.

El juez también ha reclamado al PP que le entregue la grabación completa de la rueda de prensa de Casado que ha motivado esta causa y la lista de medios de comunicación que acudieron.

Al recibir esta nueva querella de la Generalitat, los juzgados de Barcelona plantearon enviar el caso a los juzgados de A Coruña porque fue donde Casado hizo estas declaraciones, pero la administración catalana lo recurrió y finalmente se investigará en Barcelona.

Casado hizo estas declaraciones en un acto del PP en Galicia, y dijo: «¿Se puede tolerar que haya profesores con instrucciones para no dejar ir al baño a niños porque hablan en castellano? ¿Se puede tolerar que haya niños que por hablar castellano en el recreo les metieran piedras en la mochila?».

Imagen de la manifestación a favor del catalán en las aulas celebrada ayer en Barcelona tras la sentencia que obliga a impartir al menos un 25 % de las clases en castellano

Críticas a Casado por decir que «hay docentes que no dejan ir al baño si se habla castellano»

Mercedes Lodeiro

El Gobierno catalán estudia querellarse contra Pablo Casado por «avivar el odio» al haber afirmado este pasado viernes en Galicia que en Cataluña «hay niños a los que se les ponen piedras en la mochila por hablar castellano en el patio y que hay profesores con instrucciones de no dejar ir al lavabo a algunos menores si lo piden en castellano». Así lo anunció el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, quien tildó las palabras del dirigente popular de «infames» y lo acusó de «avivar el odio». «Defenderemos siempre la verdad y al profesorado de ataques indecentes como este», espetó en un mensaje de Twitter. Pero las palabras de Casado provocaron reacciones en el resto de partidos independentistas y también en los del Gobierno de coalición.

Seguir leyendo