Feijoo defiende su proyecto económico en Argentina como alternativa a la gestión del PSOE

La Voz REDACCIÓN / AGENCIAS

ESPAÑA

Alberto Núñez Feijoo, presidente del PP, en Buenos Aires.
Alberto Núñez Feijoo, presidente del PP, en Buenos Aires. PP | EFE

Feijoo recalcó que las instituciones «ocupadas» por Sánchez  «son clave» en democracia y deben mantener la independencia en sus dictámenes

07 nov 2022 . Actualizado a las 20:53 h.

El líder del PP, Alberto Núñez Feijoo, apostó por la alianza entre España y Latinoamérica durante su visita de ayer a Argentina para defender su proyecto económico ante sus socios hispanos y demostrar la solvencia del programa de los populares como alternativa al Gobierno de Pedro Sánchez.

Así pues, habló este lunes con el alcalde de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, sobre la «necesidad» de afianzar la relación entre Argentina y España con una «política moderada» que propicie acuerdos y «ofrezca estabilidad», al contrario que la actual coalición de Gobierno que sostienen PSOE y Podemos, y apostó por que España sea «el empuje» para que la UE mire hacia Latinoamérica en busca de alianzas.

De ese modo, ya comenzó a perfilar una política exterior que, en caso de gobernar, llevaría a cabo con distintos países del continente, grandes exportadores de «alimentos y energía», como indicó Larreta en una rueda de prensa conjunta.

Feijoo viajó a Argentina acompañado del vicesecretario de economía del partido, Juan Bravo, que se encargó de defender su proyecto a la par que señaló los fallos de las políticas de Sánchez. Bravo defendió la oposición de los populares al impuesto a la banca y recalcó que el dictamen del BCE sobre el gravamen fue adoptado por «unanimidad de todos».

Añadió que ahí también hay representantes del «ala socialista». Además, recordó que el PP ya apuntó que podría encarecer la financiación y reducir los préstamos que ahora ha detectado el Banco Central Europeo. A su entender, desde el Ejecutivo se hacen anuncios buscando «culpables» y se «olvidan de criterios técnicos».

Secuestro institucional

Feijoo, por su parte, también defendió al BCE, conformado por «bancos centrales de todos los países de la UE», y resolvió que Sánchez cargó contra dicha institución por «criticar» el impuesto a la banca que impulsa el Ejecutivo y alertar de que va a conllevar «restricción del crédito e incremento de las comisiones bancarias. Ello, dijo, provoca que el actual Gobierno de España tenga un «tic» para «ocupar las instituciones».

«Llega el presidente del Gobierno y deslegitima al BCE. ¿Por qué? Porque en España el Gobierno tiene el tic de ocupar las instituciones. Y cuando alguna dice algo que perjudica al Gobierno, automáticamente esa institución está en contra de España o está favoreciendo a la oposición», manifestó el líder conservador.

Feijoo recalcó que las instituciones «son clave» en democracia y deben mantener la independencia en sus dictámenes. «Mantener el prestigio de las instituciones es determinante porque dejarían de ser instituciones para ser departamentos del Gobierno de turno», dijo.