Aragonès se reúne con Illa, pero sigue despreciando su apoyo

CRISTIAN REINO BARCELONA / COLPISA

ESPAÑA

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y el primer secretario y portavoz del PSC en el Parlamento, Salvador Illa, en una imagen de archivo.
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y el primer secretario y portavoz del PSC en el Parlamento, Salvador Illa, en una imagen de archivo. Quique GarcíaEfe

Los socialistas sospechan que el presidente de la Generalitat ya ha decidido prorrogar los Presupuestos para el año que viene

28 oct 2022 . Actualizado a las 21:35 h.

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y el líder del PSC, Salvador Illa, se reunieron este viernes en el palacio de la Generalitat para hablar sobre los presupuestos catalanes del 2023 y abordar el nuevo escenario político que se abre en Cataluña, después de la salida de Junts del Gobierno catalán, que dejó a ERC en minoría. En los últimos días, Aragonès ha mantenido encuentros con En Comú Podem, Junts, la CUP y el PSC. En la cita de ayer, Aragonès anunció al jefe de la oposición que la semana que viene convocará una ronda con los grupos parlamentarios para exponerles el proyecto presupuestario que plantea para el 2023.

Pero el dirigente republicano sigue sin aclarar cómo piensa gobernar con solo 33 diputados (sobre 135) y continúa sin desvelar si va a atender la oferta de colaboración del PSC. De momento, el Gobierno ha apostado por la prórroga técnica de las cuentas, desde el argumento de que necesita tiempo para rehacer los números tras el cambio en el Ejecutivo. El año pasado, sacó adelante sus cifras con el voto de los comunes. Pero a raíz de la ruptura entre ERC y Junts, el Gobierno catalán está en minoría.

Aragonès insistió este viernes en la reunión en que quiere aprobar los números de la Generalitat con Junts, los comunes y la CUP. Pero los posconvergentes ya le han advertido de que van a hacer una oposición dura. El presidente catalán no descarta a los socialistas, aunque primero quiere amarrar un acuerdo con el Gobierno en materia de desjudicialización en la mesa de diálogo.

Pactar con los socialistas en Cataluña implicaría perder fuerza en su negociación con Sánchez. Esquerra se resiste a pactar con los socialistas en Cataluña, a pesar de que Illa se ofrece casi a diario como socio.

Fuentes socialistas criticaron ayer el poco interés que muestra Aragonès para tratar de negociar con el PSC. A su entender, el jefe del Ejecutivo catalán ya ha decidido prorrogar los Presupuestos del 2022, pues ERC no quiere concurrir a las elecciones con la foto del pacto entre socialistas y republicanos. Una buena prueba del temor que infunde en Esquerra todo contacto con el PSC es que la reunión de ayer se celebró casi en la clandestinidad.