Aragonès descarta convocar elecciones en Cataluña a pesar de la falta de apoyos

Cristian Reino BARCELONA / COLPISA

ESPAÑA

Aragonès, con el consejero de Interior de la Generalitat, Joan Ignasi Elena en el pleno del Parlamento catalán celebrado este miércoles
Aragonès, con el consejero de Interior de la Generalitat, Joan Ignasi Elena en el pleno del Parlamento catalán celebrado este miércoles Quique Garcia | EFE

El presidente de la Generalitat apuesta por una prórroga técnica de los presupuestos

19 oct 2022 . Actualizado a las 12:56 h.

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha descartado elecciones y ha abogado por una prórroga técnica de los presupuestos de unos 15 o 20 días. «No convocaré elecciones», ha afirmado. En su primera comparecencia parlamentaria tras la ruptura del Ejecutivo, Aragonès ha llamado este miércoles a los grupos de la Cámara catalana a no inhibirse de la gobernabilidad y a arrimar el hombro para llegar a acuerdos. Después de la salida de Junts del Gobierno catalán, el dirigente de ERC ha intervenido en el Parlamento catalán para dar cuenta de los cambios en su gobierno.

El jefe del Ejecutivo catalán apuesta por gobernar con 33 diputados, sobre 135, y de acuerdo a las tesis cholistas aboga por ir partido a partido, en palabras del dirigente republicano pactar «media a media y proyecto a proyecto». «Las mayorías existen», ha asegurado el presidente de la Generalitat, hace falta «valentía y coraje», ha expresado. Pero de momento, esas mayorías solo las ve él porque la oposición cuestiona la viabilidad del nuevo gobierno de Aragonès al que ve solo.

El presidente catalán ha asegurado que no quería que se rompiera la coalición de gobierno y ha emplazado a Junts a formar nuevas mayorías para tener presupuestos y resolver el conflicto político a través de un acuerdo de claridad. «Hay que abandonar los bloqueos y el inmovilismo», ha espetado a sus exsocios. «Que todo el mundo sume para sacar adelante el país y llegar a acuerdos y ententes», ha señalado. Aragonès ha dicho que no quería entrar en reproches con sus antiguos compañeros de gobierno, pero al mismo tiempo ha pedido que no se contribuya a «desprestigiar las instituciones». El dardo iba hacia la expresidenta del Parlamento, Laura Borràs, presente en la tribuna de invitados, que días atrás calificó el Gobierno de Aragonès de «ilegítimo».

Aragonès cuenta con Junts, CUP y comunes para aprobar los presupuestos y luego apuesta por la geometría variable para buscar pactos por un lado de tipo social, en clave feminista y de lucha contra el cambio climático y otros acuerdos en materia nacionalista para intentar hacer posible la celebración de un referendo. «Será difícil pero encontraré las mayorías», ha dicho.

Desde la oposición, en cambio, le han recordado que solo tiene 33 diputados y que a día de hoy no cuenta con ningún apoyo, al margen del de ERC. «Solo no puede gobernar», le ha espetado el líder de la oposición, Salvador Illa. «Si no quiere elecciones, siéntese a negociar los Presupuestos», le ha ofrecido.

Aragonès apuesta por Junts y los comunes y de momento no atiende el acuerdo que le proponen los socialistas. «Su gobierno es el más débil de la historia», según Illa, que ha advertido de que es «temerario rechazar ofertas». Junts le ha avisado de que no tiene la confianza de la Cámara catalana y de que su gobierno nace con «extrema debilidad». «No tiene ningún acuerdo con nadie», le ha espetado. «Hay 102 diputados que no le dan apoyo», ha asegurado, fijando la posición que mantendrá Junts en la oposición. «Tiene 33 diputados y hoy saldrá de aquí con el apoyo de 33 escaños», ha asegurado En Comú Podem. «No sabemos qué ofrece ni con quién quiere gobernar», ha señalado Jéssica Albiach.

Vox, Ciudadanos y el PP le han pedido que convoque elecciones. «Váyase, señor Aragonès», ha exclamado Ignacio Garriga, del partido de Abascal. La formación naranja ha instado al PSC a impulsar una moción de censura.

El líder del PSC, Salvador Illa, durante una sesión en el Parlamento catalán.

Una encuesta da al PSC como ganador de las elecciones catalanas si se celebraran hoy y sitúa a ERC por encima de Junts

La Voz

El PSC ganaría las elecciones catalanas si se celebraran hoy y obtendría una horquilla de 37-38 escaños (hoy tiene 33), mientras que ERC se mantendría estable en los 32-33 diputados y Junts conseguiría 29-30 (ahora cuenta con 32).

Según una encuesta de Gesop publicada por El Periódico y recogida este lunes por Europa Press, Cs desaparecería de la Cámara catalana, el PP alcanzaría los 9-10 diputados respecto a los tres actuales y Vox bajaría de los once a los 8-9. Y la CUP pasaría de los nueve representantes a una horquilla de 10-11, mientras que los comunes podrían repetir los ocho escaños o perder uno.

Seguir leyendo