Junqueras defiende el diálogo con Sánchez a pesar del caso Pegasus

Cristian Reino BARCELONA / COLPISA

ESPAÑA

Oriol Junqueras, líder de ERC, en un mitin de la última campaña electoral en Cataluña
Oriol Junqueras, líder de ERC, en un mitin de la última campaña electoral en Cataluña ALEJANDRO GARCÍA

El presidente de ERC exige al Gobierno transparencia, asunción de responsabilidades y garantías de que los independentistas no serán espiados en el futuro

13 may 2022 . Actualizado a las 12:29 h.

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha vuelto a tender la mano al Gobierno y ha defendido la vía del diálogo para resolver el conflicto catalán. Junqueras está convencido de que la negociación con el Ejecutivo central acabará siendo «útil», aunque considera que Pedro Sánchez tiene que dar aún algunos pasos para «restaurar» la confianza, que ha quedado a su juicio «dañada» por el caso de espionaje Pegasus.

Después de dos avisos consecutivos en el Congreso por parte de ERC, primero votando en contra de las medidas anticrisis del Gobierno y más tarde desmarcándose ayer de la reforma de la ley de seguridad nacional, el dirigente republicano ha querido dejar claro que ERC es el «socio preferente de la sociedad catalana», no del Gobierno, y que ya le «gustaría» ser un partido «querido» en el Congreso. «Nos debemos en exclusiva a la sociedad catalana», ha advertido en el marco de una conferencia organizada por Fórum Europa.Tribuna Catalunya.

Pero para que las relaciones entre la administración central y la catalana vuelvan a su cauce, Junqueras, que en toda esta crisis ha adoptado el rol más templado dentro de ERC, exige al Gobierno «transparencia» en el caso de espionaje, asunción de responsabilidades y garantías de que los dirigentes independentistas no serán espiados en el futuro. El presidente de ERC ha lanzado una pregunta al Gobierno. «¿Cuánta democracia está dispuesto a vender para preservar su modelo de estado y sus privilegios?». El líder de Esquerra no apunta directamente contra ningún miembro de la Moncloa, como sí hacen el Ejecutivo catalán o Gabriel Rufián, y atribuye el caso de espionaje a una «parte del Estado» o a «aparatos del Estado».