Los expertos apuntan al final de la erupción volcánica en La Palma

La Voz REDACCIÓN

ESPAÑA

Vista aérea del Volcán de Cumbre Vieja, sin apenas actividad desde hace más de dos días
Vista aérea del Volcán de Cumbre Vieja, sin apenas actividad desde hace más de dos días BORJA SUAREZ | Reuters

Tres días sin tremores y con bajas emisiones de gases

16 dic 2021 . Actualizado a las 17:19 h.

El volcán de Cumbre Vieja sigue dando signos de agotamiento y por tercer día consecutivo no se registró una actividad significativa en Cumbre Vieja. Aún así habrá que esperar otros nueve más para dar por finalizada la pesadilla que viven los habitantes de esta isla desde hace más de dos meses. Así lo explicó ayer la directora del IGN en Canarias, María José Blanco, tras la reunión diaria del Pevolca, en la que insistió en que es todavía muy pronto para dar por concluida la erupción y que no es descartable un reinicio de la actividad.

Pero todos los indicadores apuntan a un próximo final. El nivel de tremor volcánico sigue en ruido de fondo y la sismicidad está en niveles muy bajos —algo superior en distancias intermedias—, con deformaciones estables y emisiones esporádicas de gases, especialmente en los centros eruptivos y los jameos, según recoge el informe diario del comité científico.

La tasa de emisión de dióxido de azufre fue baja este miércoles y continúa su tendencia descendente desde el 23 de septiembre mientras que el dióxido de carbono fue 9,3 veces superior al valor promedio de niveles de fondo, algo que «puede ser un peligro» para la población en caso de zonas no ventiladas o bajo tierra.

Otros expertos también apuntan al final de la erupción en La Palma. Así lo piensa Juan Carlos Carracedo, que aseguró que se trata de una posibilidad muy real y considera más «burocrático que científico», el plazo dado por el Pevolca para dar por finalizado este fenómeno natural. «Hay que ser precavido», detalló a Efe Vicente Soler, del CSIC que reclama dar tiempo a que «el magma comience a solidificarse en su parte más somera», lo que excluiría por completo una hipotética reactivación del volcán. «No me parecen excesivos los diez días. Los políticos se conceden cien», añadió con ironía.

Los dos vulcanólogos coinciden en que el volcán de Cumbre Vieja comenzó a mostrar «signos de debilidad» hace semana y media, y en que la fase de explosividad del pasado fin de semana fue una especie de «último estertor», apunta Carracedo; de «despedida y cierre», anota Soler.

Balance de daños

Desde el Pevolca se hizo ayer balance de daños. Todavía hay 554 personas albergadas, una menos que el miércoles, con 388 en el hotel de Fuencaliente, 73 en el de Los Llanos de Aridane y 93 en el Breña Baja. Otras 43 personas, dependientes, están alojadas en centros sociosanitarios de la isla.

Según cifras del Catastro hay un total de 1.676 edificaciones afectadas, de las que 1.345 son viviendas, mientras que el satélite Copernicus eleva la cifra total a 2.988. Además otras 138 están en riesgo.

Hay 1.237 hectáreas de superficie dañadas. Casi 370, de cultivo, han quedado arrasadas por la lava. También más de 73 kilómetros carreteras, entre las que destacan casi 11 de calles.

Desde Bruselas, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este jueves un nuevo paquete de medidas para apoyar la reconstrucción y la recuperación de la isla de La Palma tras la erupción del volcán Cumbre Vieja al tiempo que ha pedido mantener la «prudencia» ante los signos de que la actividad está remitiendo.

Los palmeros empiezan a mirar sin miedo al volcán

Los científicos fijan un plazo de diez días para dar por finalizada la erupción del volcán de La Palma

La Voz

La falta de actividad volcánica desde el lunes por la noche, verificada tanto en las pautas observables como en las mediciones en los sistemas de vigilancia, corroboran el agotamiento del volcán de La Palma, pero los científicos han establecido un plazo de diez días sin incidencias para dar por finalizada la erupción.

El hecho de que finalice la erupción no quiere decir que haya terminado la emergencia, y el acceso a las zonas cercanas a las coladas y el regreso de los evacuados a sus casas requieren un «período de seguridad», ha puntualizado María José Blanco, portavoz del comité científico del Plan especial de protección civil y atención de emergencias por riesgo volcánico en Canarias (Pevolca).

Seguir leyendo