El artista coruñés Enrique Tenreiro dice que usó pintura lavable en la tumba de Franco para no causar daños

La Voz REDACCIÓN

ESPAÑA

Cézaro De Luca | Europa Press

Ha hecho hincapié en que cogió una pintura «lo más limpiable posible», preguntando en la tienda por que se limpiase solo con agua ya que «no quería hacer daño a la lápida»

18 ene 2022 . Actualizado a las 11:42 h.

El artista coruñés Enrique Tenreiro ha defendido que cuando pintó la tumba de Francisco Franco en el 2018 lo hizo en una creación artística «por la reconciliación y por la libertad» de los españoles, utilizando pintura lavable para no causar daños y en apenas diez segundos porque vio que empezaba una misa y no quería interrrumpirla.

La Sección Primera de la Audiencia Provincia de Madrid juzga este viernes a Tenreiro, a quien la Fiscalía acusa de un delito contra la libertad de conciencia por la pintada que hizo el 31 de octubre de 2018 sobre la tumba de Francisco Franco en la basílica del Valle de los Caídos, por lo que pide para él un año de cárcel y que indemnice a Patrimonio Nacional con 833 euros. La acusación particular ejercida por la asociación en defensa del Valle de los Caídos solicita dos años y medio de prisión para el procesado.

 

El artista ha confirmado que aquel día llegó al Valle del Caídos sobre las diez de la mañana, paseó y llegó a la tumba del dictador, en la que había un hombre corpulento con la mano alzada; cuando este se fue, ejerció su acción: pintar una paloma con pintura roja y escribir la frase «por la libertad», en una «performance» que grabó, para su difusión posterior, su amigo y fotógrafo Pedro Armestre.