La Justicia italiana se lava las manos y deja en libertad a Carles Puigdemont

Dario Menor ROMA / COLPISA

ESPAÑA

El tribunal sardo suspende el caso hasta que se pronuncie la corte europea

05 oct 2021 . Actualizado a las 19:01 h.

Pocos minutos después de las tres de la tarde de este lunes Carles Puigdemont salía triunfante del Tribunal de Apelación de Sassari, en Cerdeña, donde un juez tenía que decidir si lo dejaba en libertad o lo extraditaba a España después de que, el pasado 23 de septiembre, fuera detenido a su llegada a esta isla italiana y pasara poco menos de un día en la cárcel. Aseguró, tras conocerse la decisión estar «molto contento» (muy contento). Ante la coincidencia en las posiciones por parte de la Fiscalía y de la defensa, el magistrado Salvatore Marinaro decidió suspender el caso a la espera de que la Corte de la Unión Europea se pronuncie sobre la situación de su inmunidad como miembro del Parlamento Europeo. El expresidente de la Generalitat, de esta manera, mantiene su libertad de movimiento, que no tardó en aprovechar para saludar efusivamente al grupo de independentistas sardos que le jalearon a la salida del Tribunal.

También estuvo acompañado en Sassari por el secretario general de Junts per Catalunya, Jordi Sànchez, y por los exconsejeros Clara Ponsatí y Antoni Comín. Cuando el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena se enteró por los medios de comunicación de que Ponsatí y Comín habían viajado a Italia, se apresuró a pedir a la Justicia italiana que ambos fueran igualmente extraditados. Según informaron fuentes del Supremo, Llarena recordó al Tribunal de Apelación de Sassari que la situación de ambos es similar a la de Puigdemont, al pesar sobre todos ellos «la orden de detención europea y a los procedimientos de entrega entre Estados miembros». Su petición cayó en saco roto, pues Ponsatí y Comín pudieron moverse libremente por territorio italiano.

El letrado italiano del equipo de abogados de Puigdemont, Agostinangelo Marras, comunicó a los medios presentes a la salida del Tribunal la decisión del magistrado. «La Corte ha suspendido la decisión a la espera de que se definan dos cuestiones preliminares en la Corte Europea: la relativa a la inmunidad de Puigdemont y la relativa a la competencia del juez español para adoptar una medida como la que ha tomado. El procedimiento no está archivado, sino suspendido a la espera de estas dos decisiones», comentó Marras. El abogado también aclaró que el Tribunal había rechazado la petición de un letrado contratado por Vox para personarse en el proceso.