La ausencia de Ayuso desluce el paso de la convención nacional del PP por Madrid

M. A. Alfonso MADRID / COLPISA

ESPAÑA

J.J. Guillén

Casado se queda sin la deseada foto de unidad y Almeida ejerce como barón en una cita donde Sarkozy defendió que «solo hay una España»

29 sep 2021 . Actualizado a las 20:08 h.

La pátina de unidad con la que Pablo Casado buscaba revestir al PP en la convención nacional -que se está celebrando a lo largo de esta semana- quedó algo deslucida este miércoles con la ausencia de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en la parada que la comitiva itinerante hizo en su feudo. Ninguno de los líderes populares presentes en el acto acertó a explicar por qué una de sus figuras emergentes se encontraba, justo ahora, de viaje en Estados Unidos. «Lo agendó hace un mes, desde aquí le mando un abrazo», reconoció con tibieza el propio Casado.

Pero entre los asistentes al Auditorio Reina Sofía de la capital corría el runrún de que faltaba una intervención telemática o, al menos, un simple saludo grabado de la presidenta. Detalles que demuestran que el «problema» por el control del PP madrileño existe y ya no lo ocultan ni los propios barones de la formación. Con ese mismo término se refirió a la cuestión el presidente de la Junta Andalucía, Juanma Moreno. «El problema se va a solucionar por los cauces del partido. No le veo más calado y trayectoria», zanjó desde Sevilla, donde mañana recalará la convención nacional del partido.

En una jornada anómala (el lunes, en Santiago de Compostela, participó Alberto Núñez Feijoo, y el martes, en Valladolid, lo hizo Alfonso Fernández Mañueco) esta vez le tocó ejercer la función de barón al alcalde de la capital y portavoz del partido, José Luis Martínez Almeida, que inauguró la jornada en un coloquio junto al expresidente de la Comisión Europea y Portugal, José Manuel Durao Barroso. Para el regidor fue dirigida la ovación más larga y este se deshizo en elogios hacia Casado: «Presidente, gana las elecciones lo antes posible».