Un agente forestal gallego en La Palma: «Hay quien vive en sitios peligrosos, por especulación o por tradición»

Santiago Garrido Rial
Santiago Garrido LA PALMA | ENVIADO ESPECIAL

ESPAÑA

SANTIAGO GARRIDO

Juan Salvadores Canedo es uno de los gallegos que mejor conocen La Palma y que más tiempo llevan en la isla, a la que llegó en 1985 tras aprobar una oposición del antiguo Instituto para la Conservación de la Naturaleza

27 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Juan Salvadores Canedo es uno de los gallegos que mejor conocen La Palma y que más tiempo llevan en la isla, a la que llegó en 1985 tras aprobar una oposición del antiguo Instituto para la Conservación de la Naturaleza (Icona). Son ya 36 años, con breves interrupciones laborales en la Península y, sobre todo, cuatro años en Estados Unidos, tras conseguir una plaza para trabajar en la zona de Luisiana.

Juan es agente forestal dependiente del Cabildo de La Palma, jefe comarcal. Nació en el barrio coruñés de Monelos cuando el río aún bajaba abierto hacia el mar, y su familia materna es de Rebordelos, en Carballo. Desde pequeño siempre le gustaba la naturaleza, y el deporte, y de hecho fue el más joven entonces en conseguir el título de entrenador nacional de fútbol.

Pero la vida lo llevó primero a trabajar en el Banco Pastor de León, de donde quiso marcharse voluntariamente para preparar las oposiciones. Vio que en Canarias había más facilidades, por la abundancia de espacios protegidos. Llegó en barco, hizo el examen, sacó una buena nota y, sin haber estado nunca antes, ese iba a ser su destino definitivo, y tal vez el de la jubilación, el año que viene.