Sánchez sostiene que Puigdemont debe someterse a la Justicia, pero pide diálogo a ERC

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

Pedro Sánchez, este viernes, en La Palma, en donde hizo declaraciones sobre la detención de Carles Puigdemont
Pedro Sánchez, este viernes, en La Palma, en donde hizo declaraciones sobre la detención de Carles Puigdemont Ramón de la Rocha | Efe

El jefe del Ejecutivo destaca que cuando el expresidente de la Generalitat «huyó» del país en España «había otro Gobierno»

24 sep 2021 . Actualizado a las 21:12 h.

La detención de Carles Puigdemont cogió por sorpresa al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Consciente del impacto que la noticia puede tener en su relación con ERC de cara a la estabilidad de la legislatura, y en pleno proceso de negociación de los Presupuestos, el jefe del Ejecutivo insistió en persuadir a sus socios estratégicos de la necesidad de seguir apostando por la negociación para resolver el conflicto con Cataluña. «Hoy más que nunca reivindico el diálogo», señaló desde La Palma, en donde visitó las zonas afectadas por la erupción del volcán, aunque eludió hacer una valoración política de la detención de Puigdemont. Tras la preocupación inicial, el Gobierno transmitió su «tranquilidad» respecto a la continuidad del diálogo con ERC.

Sánchez destacó, antes de conocer la decisión del Tribunal de Apelación de Sassari, su «respeto» y «acatamiento» de todas las decisiones judiciales que se adopten en Italia y en España, pero precisó también que el expresidente catalán «tiene que comparecer y someterse ante la justicia». Una afirmación que, al margen de la decisión final que se adopte en el tribunal italiano, entra en contradicción con las reclamaciones no solo del propio Puigdemont, sino también del presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, que considera al expresidente catalán como uno de los «represaliados» por el Estado español.

El fin de esa supuesta represión y el retorno en libertad de los «exiliados» es una de las exigencias que Aragonés planteó a Sánchez en la reunión que ambos celebraron antes de la que las delegaciones del Gobierno y la Generalitat reabrieran en Barcelona la mesa de negociación. Pero, al margen de pedir que Puigdemont rinda cuentas ante la Justicia, Sánchez envió también un mensaje a los independentistas indicando que cuando el expresidente catalán «huyó» había «otro Gobierno» en España, en referencia al Ejecutivo de Mariano Rajoy. Y destacó que el PSOE siempre ha mantenido «la misma posición» respecto la necesidad de llegar a un acuerdo sobre el conflicto independentista en Cataluña. «Hoy más que nunca es importante reivindicar el diálogo. Hoy, si cabe, el diálogo es más necesario. Lo fue hace diez años, lo fue en el 2017, lo es hoy y lo seguirá en el futuro», insistió el presidente del Gobierno.