La Fiscalía avisó a Juan Carlos I de que le estaba investigando antes de que hiciera sus regularizaciones con Hacienda

La Voz REDACCIÓN

ESPAÑA

Foto de archivo del rey Juan Carlos I
Foto de archivo del rey Juan Carlos I EDUARDO PARRA | Europa Press

El rey emérito recibió notificaciones formales sobre la apertura de las tres investigaciones sobre su patrimonio, lo que puede impedir su exoneración de un posible delito fiscal

21 sep 2021 . Actualizado a las 10:09 h.

Los inspectores de Hacienda ponen en duda la legalidad de las dos regularizaciones fiscales del rey emérito, Juan Carlos I. Si la defensa del exjefe de Estado fue informada por la Fiscalía del Tribunal Supremo de la existencia de investigaciones con posibles «implicaciones penales», las regularizaciones habrían perdido el carácter «espontáneo» que exige la ley para que sean válidas, según el análisis del presidente de la Asociación de Técnicos de Hacienda (Gestha), Carlos Cruzado.

El diario El País publicó este lunes que el teniente fiscal del Tribunal Supremo, Juan Ignacio Campos, notificó al rey emérito en junio, noviembre y diciembre del 2020 de la apertura de las tres investigaciones que llevaba a cabo para invitarle a personarse en las diligencias. No lo hizo. Lo que sí hizo fue presentar ante la Agencia Tributaria dos regularizaciones para evitar un delito fiscal. En la primera, en diciembre pasado, pagó 678.393 euros y en la segunda, en febrero, casi 4,4 millones, por impago de impuestos, intereses y recargos entre el 2016, el 2017 y el 2018.

El primer desembolso correspondía al uso de tarjetas opacas para gastos privados financiadas por su amigo Allen Sanginés-Kraus. El segundo pretendía cubrir los ingresos no declarados por viajes privados abonados por la fundación Zagatka de su primo Álvaro de Orleans.