Los Mossos sospechan que el padre del niño asesinado en Barcelona actuó con premeditación

Redacción LA VOZ / AGENCIAS

ESPAÑA

Martín Ezequiel Álvarez Giaccio pidió dinero en efectivo a su familia, apagó su teléfono y lleva con él su pasaporte

28 ago 2021 . Actualizado a las 10:00 h.

Los Mossos d'Esquadra siguen buscando sin descanso desde la noche del martes a Martín Ezequiel Álvarez Giaccio, el hombre que presuntamente asesinó a su hijo de dos años como venganza contra su mujer, de la que se estaba divorciando. El cadáver del pequeño fue encontrado en una de las habitaciones del Hotel Concordia, en Barcelona.

Los resultados arrojados por la investigación apuntan a que el presunto asesino habría pedido dinero en efectivo a su familia antes de cometer el crimen. También apagó su teléfono móvil y lleva con él su pasaporte, algo que, apuntan fuentes policiales, podría indicar que actuó con premeditación y no bajo un impulso, como se creyó en el primer momento.

Los Mossos mantienen un amplio dispositivo de vigilancia en la casa en la que vivía la pareja en trámites de separación, situada en el barrio de Sans, donde los vecinos siguen consternados por el suceso. Además, se ha difundido un fotomontaje con distintos cambios que el hombre podría haber adoptado en su fisonomía para pasar desapercibido, y se pide colaboración ciudadana para localizarlo.