Sánchez elogia al rey sin desautorizar a Podemos, que carga contra el emérito

María Eugenia Alonso MADRID / COLPISA

ESPAÑA

ENRIQUE CALVO | EFE

La ministra de Asuntos Sociales, Ione Belarra, califica la situación de Juan Carlos I de «anomalía democrática»

03 ago 2021 . Actualizado a las 20:54 h.

Como manda la tradición, el curso político finalizó este martes de forma oficial con el tradicional despacho estival en el Palacio de Marivent entre el jefe del Estado y el presidente del Gobierno antes del parón veraniego. La casualidad quiso que la cita entre Felipe VI y Pedro Sánchez coincidiese con la efeméride de la marcha de España de Juan Carlos I tras la aparición de informaciones que le atribuían una fortuna no declarada y de origen incierto. Una «huida indigna», a juicio de Unidas Podemos, que irrita sobremanera a los morados, que insisten en pedir su vuelta inmediata. Pero ni en la Moncloa ni en la Zarzuela contemplan de momento esa posibilidad. Al menos, hasta que el horizonte judicial del rey emérito, con tres investigaciones abiertas a sus espaldas, no se despeje.

Pese a que el Gobierno siempre ha mantenido que Juan Carlos I no huyó del país «al no estar inmerso en ninguna causa», Sánchez eludió responder en Palma de Mallorca a la pregunta sobre si se dan las condiciones para su vuelta, algo que el emérito ha dejado claro que quiere hacer. El presidente prefirió manifestar su apoyo sin fisuras a la Jefatura del Estado y el papel del actual monarca al que elogió por su compromiso con la «transparencia, la actualización y la renovación» de la Corona.

Aunque el socialista se declaró «complacido» con el compromiso de Felipe VI con la renovación de la Casa Real, no concretó si eso debe traducirse en nuevas normas que profundicen en la transparencia de las cuentas de la institución o en su funcionamiento interno. Fue a finales de diciembre cuando el propio Sánchez avanzó que el rey estaba «trabajando», con el apoyo de la Moncloa, en una «hoja de ruta» basada en la «renovación de la Corona en cuanto a la transparencia y la ejemplaridad». Pero nada más se ha vuelto a saber. Los contactos entre ambas partes se mantienen -tras la salida de Carmen Calvo del Ejecutivo su puesto lo ocupa Felix Bolaños- sin que haya trascendido por el momento ningún avance. «Las cosas de palacio van despacio», aseguran en el Ejecutivo.