Sánchez trata de enfrentar a los barones populares con Casado

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el convento de San Esteban, en Salamanca, junto al presidente de Castilla y León, Alfonso Fernádez Mañueco, este viernes, antes de la Conferencia de Presidentes.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el convento de San Esteban, en Salamanca, junto al presidente de Castilla y León, Alfonso Fernádez Mañueco, este viernes, antes de la Conferencia de Presidentes. JUANJO MARTIN

Utiliza la táctica del divide y vencerás y busca enmascarar las cesiones a los independentistas aplicando un café para todos

31 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Divide y vencerás. Ese es el lema al que se aplica Pedro Sánchez en su confrontación con el PP. El presidente del Gobierno aprovecha cualquier ocasión para debilitar el liderazgo de Pablo Casado entre los populares, resaltando las diferencias de su proyecto y su estilo político con el de otros dirigentes del PP, como el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, el de Andalucía, Juan Manuel Moreno, o el castellanoleonés Alfonso Fernández Mañueco. Y otorgando a la madrileña Isabel Díaz Ayuso el papel de líder de la oposición para situarla como alternativa a Casado. Sánchez sabe que las necesidades y urgencias de los barones populares no son las mismas que las de Génova. Y lo aprovecha.

La conferencia de presidentes ha sido un paso más. Un día después de que Casado arremetiera contra Sánchez por su gestión de la pandemia y su egoísmo con los fondos europeos, el jefe del Ejecutivo se guardaba dos mensajes para lanzarlos ante los presidentes autonómicos del PP, tratando de contrarrestar esas críticas y de enfrentar a los barones populares con su líder.

Por un lado, el anuncio de la llegada de 3,4 millones extras de dosis de Pfizer rebaja las quejas de algunas comunidades, incluidas varias del PSOE, por la escasez de vacunas. Y, por otra, la cesión a las autonomías de la gestión de 10.500 de los 19.000 millones de euros de fondos europeos para el 2021, un 55 %, es otro intento de poner de su parte a las comunidades reforzando la cogobernanza, frente a un Casado al que Sánchez acusa de hacer oposición destructiva.