Investigan una presunta violación múltiple a dos jóvenes en Gijón

Elena G. Bandera
Elena G. Bandera OVEIDO / LA VOZ

ESPAÑA

Germán-Ramón Inclán Méndez, abogado de los cuatro ciudadanos portugueses presuntamente implicados en un caso de violación a dos mujeres en una pensión de Gijón
Germán-Ramón Inclán Méndez, abogado de los cuatro ciudadanos portugueses presuntamente implicados en un caso de violación a dos mujeres en una pensión de Gijón EFE | Eloy Alonso

La jueza envía a prisión a dos turistas portugueses como supuestos autores de la agresión sexual y deja en libertad provisional a otros dos sospechosos

28 jul 2021 . Actualizado a las 19:37 h.

La titular en funciones del Juzgado de Instrucción número 5 de Gijón sigue con las diligencias abiertas por agresión y abuso sexual a cuatro turistas portugueses, de entre 20 y 30 años, que fueron denunciados por dos jóvenes de 22 y 23 años por una presunta violación múltiple. La jueza ordenó el ingreso de dos de los jóvenes, señalados por las denunciantes como autores de los hechos violentos que se les imputan, en el centro penitenciario de Asturias. Los otros dos ya están de vuelta en la localidad portuguesa de Braga, de donde son naturales los cuatro sospechosos, tras quedar en libertad provisional con medidas de alejamiento y prohibición de cualquier comunicación con las denunciantes.

Los hechos se remontan al pasado sábado de madrugada, cuando tras conocerse en un bar de Gijón, los turistas acabaron siendo denunciados a la Policía Local por las dos jóvenes, una vecina de Gijón y una amiga de Bergara (Guipúzcoa). Así, el pasado sábado, la Policía Local de Gijón informaba de que había atendido a las dos chicas víctimas de una «presunta violación múltiple perpetrada por cuatro jóvenes, que llegaron a golpearlas para forzarlas en contra de su voluntad». Una de las jóvenes habría salido de su casa para denunciar los hechos, que se produjeron en un piso turístico, y las dos fueron atendidas en el hospital de Cabueñes, mientras que los presuntos agresores, cuatro turistas portugueses de entre 20 y 30 años, eran detenidos por la Policía Nacional.

Según explicó la delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, pese a que se siguen recabando todos los datos y pruebas posibles, se trata de «un caso que aparentemente tiene cierta gravedad» y que las presuntas víctimas tienen «sus razones» para haber denunciado una agresión sexual. El relato de las jóvenes que ha trascendido es que conocieron a uno de los ciudadanos portugueses en un pub y quedaron en ir al lugar en el que se alojaba en la ciudad. Por el camino se les unió un amigo de él y al llegar al alojamiento había otros dos jóvenes más, siendo obligadas a tener relaciones sexuales.