Independentistas sí, pero la pela es la pela

Francisco Espiñeira Fandiño
Francisco Espiñeira SIN COBERTURA

ESPAÑA

Alberto Estévez

23 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La piedra en el camino -el exministro Ábalos dixit- cuesta 5,4 millones. Es el dinero de todos los catalanes -y españoles- que una treintena de presidentes, consejeros y altos cargos de la Generalitat malversaron, a ojos del Tribunal de Cuentas, para alimentar la ficción independentista. Esa cantidad es la que se ha podido acreditar, aunque sea solo la punta del iceberg. A la mente se vienen de inmediato las embajadas como la que ocupaba la hermana de Pep Guardiola o los institutos empeñados en demostrar la catalanidad de personajes como Colón, Cervantes o el mismísimo Beethoven.

El problema es que todas esas ocurrencias, que al principio hacían gracia, es justo reconocerlo, es que han detraído recursos imprescindibles en otras áreas como la sanidad, la educación o la atención a las pequeñas y medianas empresas.

La ficción saltó por los aires con los juicios que acabaron con la cúpula independentista en la cárcel. Los indultos que más de la mitad de los españoles rechazan aliviaron la pena de los Junqueras, Rull, Turull y compañía, pero el perdón de Sánchez no tiene competencias sobre el pufo acumulado. Y ahora toca pagar por años de desmanes contables.