Sánchez renuncia a cambiar el sistema de elección de los jueces para desbloquear la renovación del CGPJ

Redacción LA VOZ

ESPAÑA

Pleno extraordinario del Consejo General del Poder Judicial, en una imagen de archivo
Pleno extraordinario del Consejo General del Poder Judicial, en una imagen de archivo CGPJ

Unidas Podemos no se resigna a desistir de la reforma pactada con el PSOE y Yolanda Díaz anuncia una reunión de los dos socios de Gobierno para abordar la cuestión

22 jul 2021 . Actualizado a las 21:31 h.

El bloqueo en la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) no tiene visos de solucionarse por el momento. Ni por medio de un acuerdo entre el Gobierno y el PP, que parece incluso más alejado tras la remodelación del Gabinete, ni por la vía de la reforma en el sistema de elección de los jueces pactada en su día entre el PSOE y Unidas Podemos y presentada en el Congreso, pero a la que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, renuncia expresamente. Durante una conversación informal con los periodistas durante su gira por Estados Unidos, y después de que desde Bruselas llegara una nueva amonestación al Gobierno, el jefe del Ejecutivo aclaró que no está en su ánimo «recuperar» la modificación de la ley orgánica del poder judicial (LOPJ) para rebajar las mayorías en la elección de los vocales del órgano de gobierno de los jueces, que en este momento exige el apoyo de tres quintos de las cámaras, por lo que el respaldo del PP resulta imprescindible. Sánchez emplazó a los populares a hacer una «reflexión», dejar de «entorpecer», y sentarse a cerrar de una vez por todas un acuerdo que ponga fin a la interinidad de este órgano, cuyo mandato caducó hace más de dos años y medio.

No llamará a Casado para pactar

Pero lo que tampoco prevé Sánchez es implicarse personalmente en este debate llamando al líder del PP, Pablo Casado, para intentar reemprender el contacto. Según explicó, el mandato constitucional concierne a los grupos parlamentarios. Recordó que las propias instituciones han hecho su trabajo y han requerido a las Cortes para que promuevan su renovación. «Quien entorpece es el PP», indicó Sánchez, y por ello lo que toca es «prestigiar» los órganos constitucionales, sostuvo.

Unidas Podemos, socio del PSOE en el Gobierno, se muestra sin embargo más impaciente y no renuncia a la vía de la reforma en el modelo de elección. La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, anunció que los dos miembros de la coalición mantendrán una reunión para tratar de resolver el bloqueo en CGPJ y criticó la «rebeldía constitucional» del PP, que, según dijo, está «secuestrando todas las instituciones a favor de su partido y, desde luego, siendo bastante irresponsable con el diseño de lo que han de ser los órganos constitucionales en nuestro país».

El Gobierno no renuncia sin embargo a un acuerdo. El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, conversó este jueves telefónicamente con los portavoces en el Congreso de PP, ERC, Ciudadanos, PNV, Bildu y PDeCat, en la primera jornada de su ronda de contactos inicial de cara a un consenso, que continuará hoy con el resto de partidos.

Vox se autoexcluyó de esos contactos afirmando que no participará en el «circo mediático» protagonizado, a su juicio, por el ministro de la Presidencia. «Que se olvide el Gobierno de hacernos llamaditas telefónicas para cubrir el expediente y contarnos su ley de memoria totalitaria», señaló el partido en un mensaje en su cuenta de Twitter. Con el resto de partidos, los contactos se celebraron en un tono cordial, según Presidencia, que los emplazó a mantener nuevas reuniones en septiembre.