Podemos califica de «persecución» la querella de Vox contra Echenique

La Voz

ESPAÑA

El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique
El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique J. Hellín. POOL

El portavoz parlamentario de UP pregunta «cómo se ve en el exterior» su situación tras la denuncia de un partido «nostálgico por la dictadura de Franco»

22 jul 2021 . Actualizado a las 18:06 h.

Diversos cargos de Podemos han calificado de «persecución» y «ataque a la libertad de expresión» la querella y posible proceso contra el portavoz parlamentario en el Congreso, Pablo Echenique, por sus comentarios en Twitter durante las manifestaciones contra el ingreso en prisión del rapero Pablo Hasel.

El Tribunal Supremo está pendiente de decidir si admite o no una querella de Vox contra el portavoz de Unidas Podemos por su supuesta incitación a la violencia mediante un comentario en esta red social dirigido a quienes participaron en esas protestas. Por su parte, la Fiscalía ha acordado cesar en las diligencias que mantenía abiertas sobre los mismos hechos a raíz de una denuncia de sindicatos policiales.

En un decreto firmado por el fiscal José Javier Huete, al que ha tenido acceso Europa Press, este resume las diligencias realizadas hasta el momento, a raíz de las denuncias de la Confederación de Española de Policía (CEP) y el Sindicato Unificado de Policía (SUP), y acuerda el cese de las mismas tras tener conocimiento de la llegada de una querella al alto tribunal por la misma conducta de Echenique instada por Vox. La razón es que Fiscalía debe dejar de investigar un asunto cuando tiene conocimiento de que un órgano judicial ya ha abierto causa por unos mismos hechos.

El propio Echenique ha publicado al respecto dos comentarios en esta red social, escritos en inglés, señalando que tuiteó su apoyo a «los jóvenes manifestantes por la libertad de expresión», a raíz de las protestas contra el ingreso en prisión del rapero Pablo Hasel.

«Un partido de extrema derecha nostálgico por la dictadura de Franco me denunció por ello [...] ¿Cómo se ve desde el exterior?», ha lanzado para añadir que la denuncia «también está firmada por un falso sindicato de extrema derecha», en referencia a Manos Limpias.

«El mundo al revés»

Por su parte, el presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Jaume Asens, ha señalado que se trata de «el mundo al revés» que el apoyo de Echenique a quienes «se manifiestan en defensa de la libertad de expresión pueda ser delito de odio», mientras que la «apología del fascismo» que, a su juicio, incurrió el parlamentario de Vox Agustín Rosety se enmarque precisamente en dicha libertad de expresión.

Con ello, se refería a un reciente tuit del también general de Infantería de Marina retirado, en el que defendió que el alzamiento del 18 de julio de 1936 no fue un golpe militar, sino un día en el que «media España se alzó contra otra media porque estaba siendo agredida».

A su vez, el dirigente de la formación morada Rafa Mayoral, ha denunciado que perseguir a un diputado por sus opiniones políticas no solo es un ataque a la libertad de expresión, es también «un ataque a la soberanía popular». «Desde la caverna de los monstruos del Estado profundo no se ataca a Unidas Podemos, atacan la democracia», ha zanjado.