Aragonés defiende los avales ante el Tribunal de Cuentas y dice que se usan también en otras comunidades

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, durante su comparecencia ante el pleno del Parlamento catalán este miércoles
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, durante su comparecencia ante el pleno del Parlamento catalán este miércoles QUIQUE GARCÍA

La oposición anuncia recursos y presiona a Pedro Sánchez para que actúe contra la Generalitat

08 jul 2021 . Actualizado a las 10:49 h.

El presidente catalán, Pere Aragonès, ignora la posibilidad de que el Tribunal de Cuentas considere un fraude de ley el hecho de que la Generalitat avale las fianzas exigidas a ex altos cargos del Ejecutivo catalán por el desvío de fondos para promover el procés en el extranjero. Aragonés defendió ayer en el Parlamento catalán la «legalidad» de la fórmula y cuestionó las sanciones. «Ante decisiones arbitrarias, actuaciones decididas y de acuerdo con la ley», señaló, afirmando que «cualquier servidor público tiene derecho a ser defendido por su administración». E indicó además que ese fondo complementario de riesgos aprobado por la Generalitat es incluso inferior a pólizas de seguros que tienen otras comunidades autónomas.

Frente a las acusaciones del PP, Vox y Ciudadanos sobre la ilegalidad de la decisión, y la advertencia del Gobierno de que estudia si es «conforme a la ley» para determinar si la recurre o no, Aragonés sostuvo que la Generalitat ha hecho «lo que haría cualquier Gobierno» para proteger a sus trabajadores y velar por su «presunción de inocencia» frente a una persecución «ideológica».

 La oposición presiona a Sánchez

La oposición presiona, sin embargo, a Pedro Sánchez para que recurra de inmediato la medida. El líder del PP, Pablo Casado, confirmó que, al margen de lo que haga el Gobierno, impugnarán ese fondo y solo estudian si el recurso debe presentarse ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña o ante el Tribunal Constitucional. El portavoz de Vox en el Parlamento catalán, Ignacio Garriga, anunció que presentará una querella por malversación contra el Gobierno de la Generalitat. Y el portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso, Edmundo Bal, instó al Gobierno a intervenir las cuentas de la Generalitat «de acuerdo con la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera» para evitar que cubra las fianzas impuestas por el Tribunal de Cuentas. Algo para lo que, según dijo, no es necesario activar el artículo 155 de la Constitución.