Pablo Iglesias, dos meses de riguroso silencio

Miguel A. Alfonso MADRID / COLPISA

ESPAÑA

La última foto pública de Pablo Iglesias, el 12 de mayo, cuando anunció que abandonaba la política
La última foto pública de Pablo Iglesias, el 12 de mayo, cuando anunció que abandonaba la política Dani Gago | EFE

Desde su adiós, la cohabitación en el Gobierno de coalición se ha vuelto más serena y se han alcanzado acuerdos como la ley Trans, las pensiones o la tramitación de los indultos

05 jul 2021 . Actualizado a las 11:31 h.

La cuenta de Twitter de Pablo Iglesias se congeló en el tiempo el pasado 4 de mayo. La herramienta con la que el exlíder de Podemos y ex vicepresidente del Gobierno hostigaba sin cuartel a la oposición, a sus rivales e, incluso, a sus socios de Gobierno, se silenció, como su propietario, tras la jornada electoral de las autonómicas madrileñas.

Los últimos mensajes (ocho aquel día) son los propios de un político en la recta final de campaña -pidiendo el voto y una participación «masiva»- y quedaron como vestigios de una etapa política que parece aún más lejana que los dos meses de los que distan en realidad.

Desde entonces, ni una entrevista, ni declaración publica, ni siquiera un mensaje de apoyo -fuera del ámbito privado-a Ione Belarra, cuando fue elegida el pasado 13 de junio para sustituirle en la secretaría general de Podemos. Tan solo ha mostrado su cambio de look, ya sin su icónica coleta, leyendo un libro en dos instantáneas tomadas por el fotógrafo oficial de la formación, una semana después de su adiós a «la política entendida como política de partido e institucional» y que dan fe de vida.