El PP pone en marcha una ofensiva en todas las comunidades para explicar su rechazo a los indultos

M. E. A. MADRID | COLPISA

ESPAÑA

El líder del PP, Pablo Casado en una sesión de control al Gobierno en el Congreso
El líder del PP, Pablo Casado en una sesión de control al Gobierno en el Congreso EMILIO NARANJO

«Sánchez no tiene límites y los españoles ya están hartos», señaló el vicesecretario Pablo Montesinos

03 jul 2021 . Actualizado a las 06:00 h.

El PP persevera en su batalla contra los indultos. Los populares ampliaron este viernes su ofensiva desplegando a sus diputados y senadores en todas las comunidades autónomas para explicar su rechazo al perdón a los líderes del procés y reclamar la dimisión de Pedro Sánchez y la convocatoria de elecciones. «Si es tan valiente como para indultar a los golpistas, que lo sea para abrir las urnas y que los españoles decidan», reclamó el vicesecretario de comunicación, Pablo Montesinos.

Desde que el Gobierno confirmó su intención de indultar a los condenados por el referendo ilegal del 1-O, el principal partido de la oposición avanzó que se opondría «con todos los instrumentos» a su alcance. Así, anunció mociones en los más de 8.000 ayuntamientos de España contra la medida de gracia para obligar a los concejales socialistas a «retratarse». Después, los populares registraron una batería de preguntas en el Congreso y en el Senado para intentar poner a Sánchez y a su Ejecutivo contra las cuerdas. Además, plantearon que la Cámara Baja rechazase esta prerrogativa y que se prohibiese por ley que se indulte a los condenados por rebelión o sedición. Ambas fueron derrotadas por una amplia mayoría.

En paralelo, el equipo jurídico del PP trabajaba sin descanso para argumentar su legitimación como partido para recurrir ante el Tribunal Supremo la medida de gracia mientras se iniciaba una recogida de firmas en la calle, similar a la del 2006 contra el contenido del Estatuto catalán aunque con desigual éxito —300.000 rúbricas frente a los cuatro millones que reunieron entonces—. Los populares consideran que la legislatura está «agotada» y que su posición ganadora en los sondeos, que dibujan una mayoría junto a Vox que habría crecido con los indultos, les reafirma en su estrategia de oposición y los acerca a la Moncloa. «Sánchez no tiene límites y los españoles ya están hartos», remarcó Montesinos.