Moncloa insiste en el no al referendo, pero ofrece un estatuto «a medida»

Paula de las Heras / Cristian Reino MADRID | COLPISA

ESPAÑA

Javier Lizon | EFE

El presidente del Gobierno argumenta que esta vez no cambiará de opinión con la consulta. Aragonès replica al nunca jamás de Sánchez: «Persistiremos en la autodeterminación»

02 jul 2021 . Actualizado a las 13:01 h.

Pedro Sánchez no logró el miércoles el efecto que esperaba con su «nunca jamás» a un referendo de autodeterminación. Ni la oposición le creyó ni, lo que en estos momentos es casi más inconveniente para él, lo hicieron los independentistas catalanes, con los que en septiembre pretende abrir una negociación. Ayer, sin embargo, aseguró que, en esto, no cambiará de opinión y esgrimió tanto razones prácticas, que los números no dan para una reforma constitucional, como de principios.

Los giros en el discurso del jefe del Ejecutivo en relación al secesionismo han sido tan frecuentes en los últimos años que ahora pocos dan por buenas sus palabras. En una entrevista en La Sexta, no negó que ha ido evolucionando en cuestiones como la concesión de los indultos a los líderes del procés, pero argumentó que en todos sus pasos hay un hilo conductor. «Siempre he tomado decisiones a favor de la convivencia», se defendió.

Sánchez adujo que tiene muy claro que un referendo sería nocivo para la sociedad catalana. «Uniría a todos un día, para votar, pero al día siguiente la fractura se vería agravada», dijo. Según su discurso, en cambio, aunque los indultos habrían tenido un efecto pernicioso hace año y medio, cuando las calles de Cataluña estaban «incendiadas» por las protestas de los radicales, ahora, cuando, según él, nadie habla de «quebrantamiento de la legalidad democrática», ayudan a «reparar heridas». Lo que no avanzó, en cualquier caso, es cuál será su propuesta para salir del bucle del procés, pero el ministro de Política Territorial, Miquel Iceta, sí dio alguna pista en Catalunya Ràdio.