Los líderes secesionistas tienen 15 días para depositar 5,4 millones

cristian reino / colpisa BARCELONA

ESPAÑA

Josep Rull, Jordi Cuixart, Oriol Junqueras, Jordi Turull, Jordi Sànchez y Joaquim Forn posan tras salir de la prisión de Lledoners.
Josep Rull, Jordi Cuixart, Oriol Junqueras, Jordi Turull, Jordi Sànchez y Joaquim Forn posan tras salir de la prisión de Lledoners. Kike Rincón | Europa Press

Mas lamenta no tener «ninguna posibilidad» de reunir el dinero

01 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Tras escuchar las alegaciones de los abogados de los líderes independentistas, el Tribunal de Cuentas decidió ayer mantener la fianza provisional de 5,4 millones que reclama a los dirigentes secesionistas por presuntos gastos irregulares en la internacionalización del procés. El organismo fiscalizador rechazó las alegaciones de los 34 investigados y les da 15 días hábiles para depositar las fianzas provisionales, mientras resuelve la investigación por el presunto uso irregular de fondos para las denominadas embajadas catalanas y para el Diplocat.

El martes fueron las defensas las que presentaron sus alegaciones y ayer fue el turno para la Fiscalía, de la Generalitat como parte afectada por el presunto desvío de sus fondos, aunque el Gobierno catalán ya expresó que no se siente afectado y que está al lado de los investigados, y de las entidades Abogados Catalanes por la Constitución y Sociedad Civil Catalana, que figuran como acusaciones particulares. La Abogacía del Estado no presentó alegaciones, después de las presiones de los grupos independentistas al Gobierno de estos últimos días.

En un principio, eran un total de 41 los dirigentes independentistas investigados por esta causa del Tribunal de Cuentas. Finalmente, los encausados son 34. Quedaron excluidos del caso, entre otros, Jordi Turull, exconsejero de Presidencia y Neus Munté, también exconsejera de la Generalitat. Entre los 34 investigados, están los expresidentes Artur Mas y Carles Puigdemont, el exvicepresidente Oriol Junqueras y los exconsejeros Andreu Mas-Colell y Raül Romeva. Todos los demás son ex altos cargos del Gobierno autonómico entre el 2011 y el 2017. Todos ellos tienen 15 días hábiles para depositar las fianzas, que deben abonar entre todos de forma solidaria. De no hacerlo, se procederá al embargo de sus bienes.