El juez deja en libertad a José Luis Moreno bajo fianza de tres millones

La Voz REDACCIÓN

ESPAÑA

Moreno sale de la Audiencia Nacional tras quedar en libertad bajo fianza
Moreno sale de la Audiencia Nacional tras quedar en libertad bajo fianza José Ramón Hernando | Europa press

El popular ventrílocuo está acusado de ser el líder de un entramado empresarial con el que la organización blanqueaba presuntamente dinero negro de organizaciones dedicadas al tráfico de drogas

01 jul 2021 . Actualizado a las 16:34 h.

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha dejado en libertad provisional al empresario y productor José Luis Moreno, detenido el martes en la operación Titella, bajo la condición del pago de una fianza de tres millones de euros que deberá depositar antes de las 15 horas del próximo jueves 8 de julio.

Nada más serle notificado el auto, José Luis Moreno ha abandonado a las 15.30 horas la sede de la Audiencia Nacional saliendo a pie por la rampa del garaje del edificio anexo en el que se encuentran los calabozos. A la salida le esperaba un coche de la marca Lexus en el que se ha ido sin hacer declaraciones.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional, que ha decretado el secreto de la causa, ha adoptado esta decisión a instancias de la Fiscalía, que pidió libertad provisional para el productor y otros tres detenidos que han sido puestos este jueves a disposición judicial.

Se trata de Marta Dillet Gran, administradora de varias de sociedades investigadas en esta trama, Antonio Luis Aguilera, a los que ha puestos fianzas de 10.000 y 200.000 euros, respectivamente (para lo que también les ha dado el jueves de plazo), así como de Javier Villalba, al que ha dejado en libertad solo con la obligación de comparecencias periódicas en el juzgado.

Además de las fianzas, y también a petición del fiscal, el juez ha impuesto a los cuatro comparecencias periódicas, retirada del pasaporte, prohibición de salir de España sin autorización judicial y la obligación de fijar un domicilio en el que estar localizables.

En su comparecencia ante el magistrado, el popular ventrílocuo se ha acogido a su derecho como investigado a no prestar declaración. Se le investiga por delitos de estafa, blanqueo, organización criminal y alzamiento de bienes.

La Operación Titella, «marioneta» en catalán y desarrollada en diversas provincias, ha supuesto el desmantelamiento de una supuesta red internacional de estafadores que contaba con más de 700 sociedades con las que supuestamente defraudaron más de 50 millones de euros.

 El macrodispositivo de Policía Nacional de Madrid y Guardia Civil de Barcelona terminó con 47 detenidos, 25 de ellos en Madrid, 17 en Barcelona, 3 en Murcia, 1 en Valencia y 1 en Alicante. Los arrestados en Madrid han pasado las últimas dos noches en la comisaría de Moratalaz. Algunos han declarado ante los agentes y otros se han acogido a su derecho a no hacerlo. Todos están acusados de haber estafado más de 50 millones de euros a través de la creación de un entramado empresarial que contaba con más de 700 mercantiles, blanqueando presuntamente el dinero negro de organizaciones dedicadas al tráfico de drogas.

Los registros se localizaron 28 en Madrid, 14 en Barcelona, 5 en Murcia, 1 en Alicante y 1 en Valencia. De momento, no habrá más registros ni detenciones. Los agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional de Madrid, ayudados por perros especializados en la búsqueda de dinero negro, localizaron y requisaron en la mansión y en las sedes de empresas de Moreno unos 200.000 euros en billetes y pagarés de entidades investigadas en la trama por valor de 400.000.

Además, se han incautado nueve vehículos de alta gama, máquinas de contar dinero, talonarios, varios ordenadores, muchos teléfonos móviles y numerosísima documentación, han indicado a Europa Press fuentes policiales.

Gran parte del dinero en metálico hallado en el chalé del empresario, de 5.000 metros cuadrados, situado en la urbanización Monte Encinas de Boadilla del Monte, estaba en una caja fuerte que los agentes del Grupo Operativo de Intervenciones Técnicas (GOIT), especializados en buscar y reventar habitáculos ocultos, tuvieron que forzar para abrirla, ante la nula colaboración de su dueño.

Ayer, además del chalé vivienda, los agentes y la Unidad Canina registraron también sedes del entramado empresarial de Moreno en la calle Serrano y en el entorno de la Puerta del Sol. Allí detuvieron a cuatro personas, alguno de ellos empleado de Moreno. También revisaron la sede de la productora en Moraleja de Enmedio.

La investigación policial

Durante la investigación policial, que se remonta a dos años, se realizó una intervención en la que se aprehendieron más de un millón de euros en efectivo a una mula, que trabajaba para la organización transportando en vehículos con doble fondo grandes cantidades de efectivo por todo el territorio nacional procedente de la venta de droga dentro y fuera de nuestras fronteras.

Los investigadores de la Operación Titella creen que la organización aprovechaba su entramado empresarial de más de 700 mercantiles para blanquear a terceros dinero procedente del tráfico de drogas. «Simulaban una actividad que era inexistente para justificar los millonarios ingresos en efectivo que se generaba con las ventas de la droga», según ha informado la Policía Nacional y la Guardia Civil.

A los miembros de esta organización se les imputan los delitos de estafa continuada, falsedad documental, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal dentro de una investigación de la Audiencia Nacional.

Los estafadores creaban mercantiles con buena reputación para ofrecer proyectos empresariales de todo tipo que nunca se materializaban, contando con la participación activa en el delito de directores de bancos, una notaría y hasta productores de televisión.

Por el momento, han localizado entre las víctimas a distintas entidades bancarias y a un inversor privado que habrían sufrido un perjuicio de más de 50 millones de euros entre distintos proyectos fracasados.

Esta organización, una vez captaba los fondos, «activaba una maquinaria perfectamente estudiada donde el 'peloteo' de cheques, la facturación simulada y la falsificación de documentos mercantiles era la actividad ordinaria», según han destacado Policía y Guardia Civil.

El fruto del delito que era blanqueado por los investigados, tenía como destinos entre otros países, Suiza, Panamá y las Maldivas. La capacidad de esta organización era destacable ya que no solo contaban con un notario a sueldo sino que entre sus proyectos estaba crear un banco en Malta diseñado para el crimen económico.

La investigación nace en el año 2018 a raíz de varias denuncias de entidades bancarias en las que se manifestaba cómo haciendo abuso de la operativa bancaria esta organización había conseguido defraudar más de un millón trescientos mil euros.