El Tribunal Supremo admite a trámite el recurso de Arrimadas contra los indultos del «procés»

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

el líder de Vox, Santiago Abascal, encabezó la delegación del partido que presentó este jueves ante el Tribunal Supremo el recurso contra el indulto del Gobierno a los líderes independetistas encarcelados
el líder de Vox, Santiago Abascal, encabezó la delegación del partido que presentó este jueves ante el Tribunal Supremo el recurso contra el indulto del Gobierno a los líderes independetistas encarcelados ÓSCAR CAÑAS

PP, Vox y Cs pugnan por liderar la respuesta legal y política al Gobierno por la medida de gracia

25 jun 2021 . Actualizado a las 11:33 h.

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo admitió este jueves a trámite los recursos presentados por la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, y otros dos diputados, uno autonómico y otro nacional, contra los indultos concedidos a los políticos presos por el procés. El primer paso de la sala ha sido reclamar al Ministerio de Justicia los expedientes de indulto para que se los remita en un «plazo improrrogable» de 20 días, aunque la decisión no implica que se admita la legitimación de Cs para recurrir. El partido exige medidas cautelares para que los indultados vuelvan a prisión mientras se resuelve el procedimiento.

El argumento de Ciudadanos para que se admita su legitimidad para recurrir es que eran ellos los que estaban «en primera fila» en el 2017, cuando «a través de procedimientos ilegales se tramitaron las leyes de transitoriedad y la ley de referendo» en el Parlamento catalán, lo que les habría privado de su derecho «de participación política». Además, alegan que fueron ellos los que recurrieron esas leyes ante el Tribunal Constitucional. Arrimadas sostuvo este jueves que sus derechos y los de sus votantes «fueron pisoteados» y cargó contra Pedro Sánchez por «sacar a la gente de la cárcel por sus ideas» y por conveniencia propia.

Los indultos han abierto una pugna entre Cs, Vox y el PP por encabezar la respuesta judicial y política a la decisión del Gobierno. Vox ha presentado su propio recurso en el Supremo. «Hoy denunciamos el acto de traición del Gobierno y de todo el Consejo de Ministros», señaló el líder de la formación, Santiago Abascal. Aunque consideró que «todos los españoles están legitimados» para recurrir, sostuvo que, en su caso, no hay «ninguna duda», ya que Vox se personó como acusación popular en el juicio. Una estrategia similar a la de Cs, la de recurrir a «nivel personal», es la que utilizará el líder del PP, Pablo Casado. Esgrime el hecho de que fue presuntamente señalado como posible objetivo de un ataque por los Comités de Defensa de la República. «Como partido vamos también a actuar en la misma medida. Vamos a intentar buscar todas las fórmulas de legitimación del recurso contra los indultos para presentarlo ante la Sala Tercera del Supremo», señaló el número dos del PP, Teodoro García Egea.

Pero las diferencias no son solo jurídicas, sino también políticas. El PP retomó este jueves la campaña de recogida de firmas contra el indulto, con la intención de monopolizar el descontento a pie de calle. Casado exige la dimisión de Sánchez. Vox, sin embargo, presiona al PP para que encabece una moción de censura, sin descartar que Abascal lidere una propia. Cs no ha apoyado ninguna de esas dos vías, pero pretende utilizar los indultos para recuperar el protagonismo tras los últimos fracasos electorales.

El líder del PP advierte de que la medida de gracia es un «problema» para toda la UE

El líder del PP, Pablo Casado, pretende internacionalizar el rechazo a los indultos del Gobierno para los líderes del procés. El presidente de los populares defendió este jueves en Bruselas la oposición de su partido a la medida de gracia y advirtió de que dar «carta blanca» al independentismo puede convertirse en un «problema» para la Unión Europea. «El problema en España respecto al independentismo es también un problema europeo. Si se da carta blanca al independentismo en España será un problema para Italia, para Rumanía o para Francia porque la Europa de las regiones es la de los Estados unidos y la integridad territorial es la base de toda la legislación internacional, no solo en Europa, sino también en las Naciones Unidas», señaló el líder del PP.

Casado asistió a la reunión del Partido Popular Europeo en Bruselas y recalcó que la Unión Europea está «con la España unida y constitucional». Avisó por ello al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, de que le va a costar explicar que «los chicos de la gasolina y de Lledoners son estupendos demócratas». «Si quiere engañar le va a costar explicarlo porque ahí está la sentencia del Tribunal Supremo, que explica muy bien lo que hicieron de forma violenta y en contra de la mayoría de catalanes pacíficos», dijo.