Sánchez recurre a la «pedagogía» para rebajar el coste político de los indultos

Francisco Balado Fontenla
Fran Balado MADRID | LA VOZ

ESPAÑA

FERNANDO VILLAR | EFE

El presidente comparecerá el miércoles 30 ante el pleno del Congreso

20 jun 2021 . Actualizado a las 10:06 h.

Hacer «pedagogía» con los indultos. Es la principal preocupación que existe en Moncloa para intentar rebajar al máximo el inevitable coste político al que conllevará la aplicación de las medidas de gracia que el Gobierno ultima aplicar a los líderes condenados en el Supremo.

Pese a que su concesión es objeto de un importante rechazo en la calle, tal y como recogen todas las encuestas, la decisión política está tomada desde hace ya semanas y no hay vuelta atrás, por lo que el reto ahora del Gobierno es intentar convencer al mayor número de ciudadanos de que los indultos suponen el primer gran paso hacia la recuperación de la normalidad en las relaciones entre Cataluña y el Gobierno.

El propio presidente del Gobierno presidirá un acto mañana en Barcelona en el que tratará de profundizar en esta faceta «pedagógica», dicen fuentes en Moncloa. La cita es al mediodía en el Liceo de la ciudad condal, un escenario cargado de simbolismo desde el que Sánchez pronunciará la conferencia Reencuentro: un proyecto de futuro para toda España. Para ello se rodeará de invitados procedentes de los ámbitos más diversos, tal y como recoge una nota distribuida ayer por Moncloa. No faltarán representantes institucionales, del mundo de la política, líderes de organizaciones sindicales y empresariales, cuyo máximo exponente, Antonio Garamendi, como presidente de la CEOE, se manifestó recientemente a favor de los indultos. También estarán presentes representantes de asociaciones civiles catalanas, así como profesionales de distintos sectores, como «la universidad, la cultura, el deporte y los medios de comunicación». El acto, con el que Sánchez pretende enseñar que no está solo con la aplicación de esta medida, llega unos días después de la holgada mayoría que logró recabar en el Congreso de los Diputados.

La portavoz de ERC, Marta Vilalta, ironizó con la puesta en escena prevista por el Gobierno para este lunes: «No hacen falta puestas en escena operísticas», comentó en su intervención en el Consell Nacional de Esquerra, en un discurso en el que volvió a reclamar que la «solución» definitiva no llegará con los indultos, sino que pasa por «la amnistía y por la autodeterminación».

Cumbres europeas e indultos

Por otra parte, fuentes del Gobierno confirmaron ayer que el presidente regresará el próximo miércoles 30 a la Carrera de San Jerónimo para dar cuenta de las últimas cumbres europeas, y que aprovechará esta intervención ante el pleno de la Cámara para para referirse también a «la situación política y económica», es decir, para ahondar en esa labor pedagógica sobre los indultos. Teniendo en cuenta que esta aparición del presidente solo se dará una vez que las medidas de gracia hayan sido aprobadas en el Consejo de Ministros, todo apunta a que los decretos serán enviados a Zarzuela para que los sancione el rey Felipe VI tras la reunión ordinaria de este martes 22 de junio o, a más tardar, el próximo 29. De este modo, el Ejecutivo acelera así con la aprobación de las medidas de gracia, ya que la previsión inicial era que Sánchez compareciese en las Cortes a comienzos del próximo mes. Una vez aprobados, también queda por fijar la fecha de su reunión pendiente con Pere Aragonès.

Casado tacha de cómplices a los empresarios que apuestan por la medida de gracia

El presidente del PP, Pablo Casado, denunció ayer una supuesta relación entre el anuncio de Sánchez para relajar el uso de las mascarillas en el exterior con la inminente concesión de los indultos a los líderes del procés condenados por el Supremo. «Si la mascarilla se puede retirar el día 26, ¿por qué no se retira mañana?», planteó el jefe de la oposición tras la investidura de Isabel Díaz Ayuso como presidenta de la Comunidad de Madrid. Según Casado, la fecha escogida por la Moncloa para aliviar el uso de la mascarilla responde exclusivamente a que es «cuando está previsto que aprueben los indultos». Casado fue cuestionado por las declaraciones del líder de la patronal, en las que este se mostraba favorable a la concesión de dichas medidas de gracia. El líder del PP señaló a Sánchez como «único responsable», aunque lamentó la existencia de «muchos cómplices», tanto desde el ámbito político, como «aquellos que desde la sociedad civil están intentando decir que va hacia el reencuentro, la concordia y la convivencia».

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, que también estuvo presente en la puesta de largo de Ayuso, consideró que «en este momento no se dan las condiciones» para que el Gobierno conceda las medidas de gracia a los líderes secesionistas, ya que tanto el Supremo como la Fiscalía se han pronunciado en contra. El dirigente gallego volvió a advertir además sobre la particularidad de que se trata de «un indulto que beneficia más al que da el indulto que al indultado». «Es el salvoconducto que tiene el Gobierno para sustentarse en el Gobierno», denunció.

«Beneficioso» para todos

Mientras, los socialistas continuaron ayer con el encargo de intentar hacer pedagogía. El líder del PSC y ministro de Política Territorial, Miquel Iceta, apuntó que los indultos, pese a estar dirigidos a «personas concretas, proyectan su efecto beneficioso al conjunto de la sociedad». El exministro Salvador Illa los aplaudió como un «gesto de magnanimidad» que servirá de «acelerador de un tiempo nuevo». La presidenta balear, Francina Armengol, apostó por hacer «lo posible dentro de la legalidad española».