Calvo sitúa la aprobación de los indultos a los presos del «procés» «la semana que viene o la siguiente»

Francisco Balado Fontenla
Fran Balado MADRID | LA VOZ

ESPAÑA

Carmen Calvo, en el Congreso
Carmen Calvo, en el Congreso Chema Moya

La vicepresidenta argumenta que su concesión supone «un beneficio que es para todos por encima de la persona concreta». Sánchez comparecerá en el Congreso en julio para dar cuenta de las medidas de gracia que ultima el Ejecutivo

15 jun 2021 . Actualizado a las 19:31 h.

La manifestación del pasado domingo en la plaza de Colón contra los indultos a los presos del procés no ha motivado ningún cambio en el presidente del Gobierno. La decisión de aplicar las medidas de gracia a los líderes independentistas condenados por el Supremo es firme. No hay vuelta atrás, sino todo lo contrario: los servicios jurídicos de Moncloa pisan el acelerador para concederlos a la mayor brevedad posible. «Cuanto antes, mejor», admitía esta mañana la vicepresidenta Carmen Calvo en una entrevista en Canal Sur Radio.

Según su número dos, el Ejecutivo se ha marcado como fecha límite el próximo martes 6 de julio. «Ahí o antes. Cuando decimos, y yo misma lo he dicho, que están cerca, es porque la semana que viene o la siguiente, en no mucho más que dos o tres semanas, tienen que estar terminados», explicó.

El equipo de abogados del Estado ultiman los expedientes de los condenados con la intención de blindar las medidas de gracia ante los más que previsibles recursos a los que se enfrentarán en los tribunales. No puede quedar nada sin atar. Y este es el único motivo que explica que todavía no hayan sido elevados en la reunión ministerial este martes. 

«Están cerca porque el Ministerio de Justicia está terminando los expedientes que son, como todo el mundo sabe, individualizados, como no puede ser de otra manera y están terminando todo ese trabajo», abundó Calvo. La vicepresidenta desveló que mantuvo recientemente una reunión con el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, el encargado de elevar los expedientes al Consejo de Ministros, y este expuso que pronto podrían ser incluidos en «el orden del día». En en sanedrín no habrá debate. Los miembros que mostraron ciertas dudas, como la titular de Defensa, Margarita Robles, ya saben que se trata de una decisión firme adoptada por el presidente, por lo que tras aprobarse, serán trasladados a Zarzuela para que sean sancionados por el rey.

Pese a que Calvo se refirió a estos indultos como «normales y corrientes», a renglón seguido admitió su «relevancia política importantísima», pero matizado que «no dejan de ser tramitaciones desde el punto de vista administrativo todas iguales, expedientes individualizados que son muy rigurosos», puntualizó. En la misma línea de lo expuesto por otros portavoces de Moncloa en las últimas fechas, Calvo argumentó que una de las razones que mueven al Gobierno a aplicar estas medidas de gracia es el bien común, la existencia de «un beneficio que es para todos por encima de la persona concreta», algo que sucede con todos los indultos, «incluso» los que se conceden a «una persona anónima con una condena de un hurto».

Sánchez comparecerá en julio en el Congreso

Por otra parte, el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, comparecerá en el Congreso a comienzos de julio para dar cuenta de las medidas de gracia que ultima el Ejecutivo. La fecha todavía no está cerrada, aunque cobra fuerza el miércoles 7 de julio, por lo que según el calendario que maneja Moncloa, los indulltos ya estarían aprobados.

PP, Vox y Cs habían unido fuerzas para forzar la comparecencia del jefe del Ejecutivo, pero finalmente fue el propio Ejecutivo el que lo solicitó. Según informó la portavoz parlamentaria del PSOE, Adriana Lastra, Sánchez podría aprovechar también para dar cuenta de la última cumbre europea.