Tomás Gimeno asesinó a sus hijas para infligir a la madre «un dolor inhumano» y sumirla en la incertidumbre

ANTONIO PANIAGUA MADRID / COLPISA

ESPAÑA

Bring back home Anna and Olivia | Instagram

La jueza que ha investigado el caso sostiene que el padre concibió un plan para que los cadáveres de las pequeñas jamás fueran encontrados

24 jun 2021 . Actualizado a las 12:38 h.

Tomás Gimeno, padre de Olivia y Anna, planificó la muerte de sus hijas para provocar a la madre «un dolor inhumano» y sumirla en la incertidumbre, pues en su pretensión se hallaba que sus cadáveres jamás fueran localizados. Esta es la tesis que mantiene la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Güímar en un auto dictado este sábado.

Olivia, cuyo cadáver apareció en una bolsa atada a un ancla, murió a causa de un edema pulmonar agudo, según el informe de la autopsia. Su hermana Anna corrió el mismo destino, según da por hecho el juzgado que investigaba los hechos. La segunda bolsa que contenía el cadáver de la más pequeña de las hermanas fue encontrada rota y vacía, con solo unos lastres en su interior.

Desde la separación del matrimonio, acontecida hace un año, el exmarido dedicó a Beatriz un trato «vejatorio y denigrante». A diario le reprochaba que hubiera rehecho su vida con una nueva pareja. A Gimeno le sublevaba la sola idea de que el novio de su exmujer conviviera con Olivia y Anna.