El Ángeles Alvariño suspende la búsqueda de Anna y Tomás Gimeno por una avería

LA VOZ REDACCIÓN / AGENCIAS

ESPAÑA

El buque oceanográfico Ángeles Alvariño está dotado con un sonar de barrido lateral y un robot submarino
El buque oceanográfico Ángeles Alvariño está dotado con un sonar de barrido lateral y un robot submarino Miguel Barreto | Efe

El buque con base en Vigo no tocaba puerto desde el 30 de mayo y tenía previsto seguir en el mar hasta el lunes

12 jun 2021 . Actualizado a las 13:00 h.

El buque Ángeles Alvariño del Instituto Español de Oceanografía (IEO), que realiza la búsqueda en el mar de la pequeña Anna, de 1 año, y de su padre Tomás Gimeno, ha regresado al puerto de Santa Cruz de Tenerife por una avería en el equipamiento, informaron a Efe fuentes de la Guardia Civil. El Ángeles Alvariño regresará para continuar el rastreo en cuanto se solventen las incidencias técnicas, añadieron las fuentes.

Esta es la primera vez que el navío del IEO regresa a puerto desde que el 30 de mayo llegase a Tenerife para participar en la búsqueda de Tomás y sus hijas Anna y Olivia, desaparecidos el 27 de abril.

El buque tenía previsto regresar a su base en Vigo esta semana cuando se decidió prorrogar su labor de rastreo después de que el lunes encontrase una botella de submarinismo y un edredón que pertenecían a Tomás G., y el jueves por la tarde localizase el cuerpo sin vida de Olivia, de 6 años, a mil metros de profundidad, dentro de una bolsa de deporte atada a un ancla.